FREE: Introduction to Uptime Elements Reliability Framework and Asset Management System

El Equipo de Mantenimiento de los Edificios (BMT por sus siglas en ingles) proporciona operación y mantenimiento de apoyo a la División de Administración de Propiedad para el cuidado de todos los edificios del campus. Esto incluye mantenimiento de rutina y de emergencia en activos eléctricos, mecánicos y estructurales incluyendo servicios y un vasto sistema de distribución de vapor, agua enfriada y aire comprimido de una planta principal en el campus. Los ambientes críticos incluyen Nivel de Bio-Seguridad 3 y 4 en las instalaciones de investigación, instalaciones de investigación animal y unidades de cuidado de enfermos.

En los últimos 6 años, el BMT se ha reunido con el Centro Naval de la Logística del Mar (NAVSEA) y Blue Cardinal/MSI para proporcionar programas de apoyo, servicios de tecnología de PdM, capacitación, y experiencia a la transición de un ambiente reactivo de mantenimiento a un Programa Estratégico de Mantenimiento Basado en Condición (CBM Por sus siglas en ingles). El enfoque que ha evolucionado ahora incluye:

• Diagnósticos de Mantenimiento Predictivo (PdM) para monitoreo periódica de condición de equipo y pruebas de aceptación de instalaciones de equipo nuevo (incluyendo análisis de vibración, análisis de aceite/grasa, Termografía infrarroja, análisis motriz de circuito, y detección de fugas con ultrasonido

• Alineación y balance de Maquinaria para mejorar la confiabilidad y la vida del equipo

• Recolección operacional automatizada de datos utilizando una computadora personal móvil con escaneo de código de barras

• Integración de sistemas para apoyar el proceso de CBM (Sistema Automático de Construcción, TEAMM/WebView para la integración de datos de Diagnostico, CMMS)

• La utilización de técnicas de análisis de causa raíz para eliminar problemas recurrentes

• Capacitación dirigida especialmente para atender asuntos particulares de la maquinaria y aumentar la habilidad del personal del servicio de mantenimiento

• Mantenimiento Proactivo por cambios de diseño para la maquinaria con una confiabilidad pobre

Esta cooperación extraordinaria entre agencias de gobierno y consultores comerciales ha demostrado mejoras en la confiabilidad del equipo identificando una instalación impropia del equipo, asuntos de diseño, y las prácticas de mantenimiento. Como resultado, el BMT ha podido atender deficiencias fundamentales de equipo, e introducir un nuevo programa de CBM que ha aumentado la capacidad de NIH para cumplir su misión de Salud Publica.

Los Primeros Años

Cuándo el programa comenzó hace 6 años, el enfoque del mantenimiento de NIH era 95% reactivo. Inicialmente, las tecnologías de PdM fueron introducidas y utilizadas para reparar problemas periódicos del equipo y el equipo en un estado de confiabilidad pobre. Cuando estos problemas fueron resueltos y las causas raíz fueron determinadas, llego a ser evidente que la alineación de la maquinaria y las prácticas de instalación eran unos puntos clave donde se podía mejorar (ver Figura 1). 

cbm_1

Para atender estos asuntos y facilitar un cambio en las prácticas de cultura y mantenimiento, se desarrollaron programas de capacitación para educar a los técnicos de mantenimiento en tecnologías de PdM y técnicas de mantenimiento de precisión. NIH también invirtió en adquirir instrumentos clave para mecánicos para aumentar sus prácticas correctivas y proactivas de mantenimiento. Por ejemplo, un "Juego de herramientas de CBM" fue reunido para los equipos de mantenimiento de NIH para asegurar una configuración optimizada de la maquinaria impulsada por banda siempre que se realizaba el mantenimiento. Este Juego de herramientas de CBM incluye un sistema de alineación láser de banda, instrumentos de tensión de banda, indicadores tipo dial (esfera), medidores de polea, e instrumentos de especialidad para permitir una instalación de precisión, el mantenimiento y las modificaciones a esta maquinaria de rotación (ver Figura 2).

 cbm_2

Las tecnologías de PdM también fueron introducidas en la instalación de equipo nuevo y la construcción de nuevas instalaciones para valorar efectivamente el estado del equipo para ser entregado a BMT después de una nueva construcción. Identificando problemas de diseño/confiabilidad ANTES de que el equipo fuera entregado a NIH, el BMT pudo:

• Mantener al contratista responsable de la instalación para reparaciones (debido a deficiencias en prácticas de instalación y/o mantenimiento antes del movimiento)

• Recibir nuevos sistemas/equipos en un estado confiable y mantenible- así reduciendo los costos de ciclo vital y los recursos requeridos para mantener el equipo después de que haya sido movido

• Proporciona una mirada independiente de QC a una nueva instalación del sistema midiendo y afirmando el desempeño del sistema (desde una perspectiva de mantenimiento/confiabilidad)

Los resultados de este uso dirigido de tecnologías de PdM y la implementación de Mejores prácticas de Mantenimiento durante los primeros años fueron significativos - una reducción drástica en los niveles de vibración en las máquinas reparadas y propiamente alineadas, reducción de problemas llamadas/fallas, reducción de los costos de mantenimiento, reducción de requerimientos de recursos/mantenimiento, y una mejora significativa en la confiabilidad general del equipo.

Desarrollo del Programa de CBM

En el 2005, a consecuencia del éxito demostrando los beneficios de PdM y la implementación de Mejores Prácticas de Mantenimiento, la Administración de BMT decidió adelantarse con el desarrollo y la implementación de un programa formal de CBM. Para facilitar esto, un Comité de Conducción de CBM fue formado para atender cómo un programa formal sería aplicado. Este Comité fue hecho de supervisores de Mantenimiento de NIH, de ingenieros de NIH, de mecánicos de NIH, y del personal de NAVSEA/Blue Cardinal. Para proporcionar una dirección clara para el programa, el Comité de CBM desarrolló una Declaración de objetivos de CBM que definió claramente la visión y los objetivos generales del programa (ver Figura 3).

cbm_3

Dado el vasto número de edificios y sistemas bajo la responsabilidad del BMT, el próximo paso fue determinar dónde y cómo el programa inicial de CBM sería aplicado. Para determinar esto, el Comité de CBM atravesó un proceso estructurado para priorizar edificios, sistemas, y equipo basado en su importancia a la operación y la misión general del NIH. Tres áreas Críticas fueron definidas inicialmente y subrayadas para su consideración: Los laboratorios de Bio-seguridad (BSL por sus siglas en ingles), las instalaciones de investigación animal, y las unidades de cuidado de enfermos.

Dada la criticalidad de los laboratorios de BSL y la necesidad de establecer la conformidad con los requisitos regulativos para la seguridad de contención y vida, siete (7) edificios de laboratorios de BSL fueron escogidos como las primeras áreas donde un programa formal de CBM sería aplicado. Subsecuentemente, el papel del Comité de CBM fue evolucionado y un Equipo de CMB BSL fue formado, para proporcionar una dirección estratégica y tener una vista de esta iniciativa dirigida. Este equipo fue hecho del personal de NIH con responsabilidad directa para laboratorios de BSL, NAVSEA, y para el personal de Blue Cardinal.

Para desarrollar e implementar efectivamente este programa de CBM BSL, fue necesario poder distinguir los equipos/sistemas según el grado de impacto de confiabilidad al laboratorio de BSL dentro de cada edificio. Parte del equipo esta dedicado a la operación del laboratorio de BSL, otra parte se utiliza tanto en los laboratorio de BSL como en otras áreas del edificio, y otra parte no esta relacionad al laboratorio de BSL pero esta situada en el edificio. Por esta razón, el Equipo de CBM BSL desarrolló una metodología para clasificar los activos basados en su importancia funcional; tres categorías fueron desarrolladas: La Seguridad de BSL, Operaciones de Negocios BSL y Operaciones Generales del Edificio.

El equipo de la Seguridad de la Vida de BSL son los activos más críticos y proporcionan integridad primaria de contención y apoyo de seguridad de vida para el laboratorio de BSL. Por definición, la pérdida de cualquier componente de Seguridad de Vida de BSL compromete la contención, aumenta el riesgo de una pérdida de contención, o crea un riesgo al personal o la seguridad animal. Como resultado, el plan de CBM definido para el equipo de Seguridad de Vida de BSL sería el más completo e implicaría generalmente un monitoreo y diagnostico mas proactivo y con intervalos más frecuentes para asegurar la integridad de las fronteras primarias de contención de BSL.

Los activos categorizados como Operaciones de Negocio de BSL incluyen equipo y/o sistemas que no proporcionan tres cuartas partes de contención primaria o funciones de seguridad de vida de BSL, pero proporcionan funciones para apoyar operación segura de las instalaciones de BSL. Esto incluye a los sistemas generales de área HVAC (sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado), sistemas enfriados por agua, sistemas de recalentamiento, los controles no directamente relacionado a mantener las fronteras primarias de contención en laboratorios de BSL, y en ciertos subconjuntos de los sistemas de aire comprimido, de sistema de vapor, del sistema eléctrico de distribución, sistemas de vacío, y de otros sistemas de apoyo del edificio. El plan de CBM definido para el Equipo de Operaciones de Negocio de BSL todavía sería muy proactivo en su naturaleza, pero sería menos completo que aquel para la Seguridad de Vida de BSL, y las tareas serían realizadas en intervalos menos frecuentes.

Los activos categorizados como Operaciones Generales del Edificio incluyen equipo y/o sistemas que se encuentran dentro de los límites del edificio de BSL, pero no están clasificado como críticos a la Seguridad de la Vida de BSL ni a las Operaciones de Negocio de BSL. El plan de CBM definido para esta categoría será menos completo, y las tareas serán realizadas en intervalos menos frecuentes. Inclusive algún equipo en esta categoría también puede ser clasificado como "repararlo-cuando-falle."

Una vez que equipo fue clasificado por la importancia funcional, los expertos de NAVSEA (familiarizado con estrategias de técnicas y mantenimiento de RCM) trabajaron junto con el personal de NIH (familiarizado con la operación de equipo e historia de mantenimiento) para determinar la combinación óptima de estrategias de mantenimiento para ser definida como parte del plan de CBM para cada uno de los edificios de BSL. Como parte de este desarrollo, también se utilizaron estrategias de PMO para identificar oportunidades de optimizar el alcance de PM, extender los intervalos convencionales de PM, y/o aplicar técnicas de PdM en vez de las tareas tradicionales de PM. El resultado fue una matriz de CBM que definió lo que serian las actividades de PM, PdM, y PAM (mantenimiento proactivo) y la frecuencia de estas tareas (ver Figura 4).

cbm_4

Implementación de CBM – Referencia Inicial y Arranque del Programa

Una vez que el plan de CBM fue desarrollado, se realizo una evaluación inicial de Condición de Referencia dentro de cada edificio de BSL utilizando tecnologías de PdM y varias técnicas de inspección para comprender el estado actual y la condición de funcionamiento del equipo. De esta evaluación, se identificaron 179 problemas que requirieron acciones correctivas para dejar el equipo en el nivel deseado de confiabilidad y desempeño (ver Figura 5). Actualmente 90% de los activos críticos de BSL ha sido evaluado conforme a la referencia, 129 de las deficiencias iniciales de evaluación han sido resueltas. Como resultado, el estado en general y la confiabilidad del equipo crítico en estos edificios de BSL ha mejorado y la cantidad de mantenimiento reactivo y las llamadas relacionadas con problemas ha reducido.

cbm_5

Concurrente con la resolución de deficiencias de referencia, una inspección rutinaria, pruebas, y un programa de diagnóstico ha sido aplicado como es definido en la matriz de CBM. El personal de NIH es responsable de seleccionar las tareas de PM, mantenimiento de reparación (CM), apoyo para las tareas de PdM, y de las actividades proactivas para resolverse deficiencias existentes en el equipo. El personal de NAVSEA/Blue Cardinal es responsable de la mayor parte de estas actividades, además de capacitar y ayudar al personal de NIH en técnicas de PdM, y en el apoyo en la gestión del programa general de CBM y los procesos. La figura 6 ilustra los elementos clave que forman parte de este programa integral de CBM. No todos los elementos están en su lugar todavía, pero el plan continúa progreso hacia esta visión.

cbm_6

Por definición, el proceso de CBM que está siendo implementado involucra recolección de datos, integración de los datos de todos los métodos y tecnologías aplicados (PM, PdM, y PAM), y analizar y diagnosticar los datos para convertirlos en información procesable. Todas las actividades realizadas a favor del programa de CBM son documentadas, se les da seguimiento, y son manejadas en varios Sistemas de Administración de datos. Los datos en tiempo real son manejados dentro del Sistema de Automatización del Edificio de (BAS por sus siglas en ingles) Siemens; inspección rutinaria, series de turnos y datos de PdM son manejados con el sistema TEAMM/WebView de NAVSEA; y las órdenes de trabajo son manejadas en el MS2000 (sistema de CMMS de NIH). Actualmente se están implementando planes para integrar estos sistemas para crear un flujo de trabajo y proceso de CBM donde datos conducen las decisiones (ver Figura 7).

cbm_7

Implementación del Programa de CBM – Apoyo y Capacitación

Como parte del desarrollo y la implementación del programa de CBM, hay numerosas actividades de capacitación y programación que son realizadas para cambiar la cultura de mantenimiento y desarrollar un proceso eficiente y efectivo para optimizar este plan de CBM. La tecnología sola, mientras es capaz de proporcionar beneficios a un programa, no proporciona una mejora permanente sin la implementación de estrategias fundamentales de mantenimiento y procesos que apoyan el pensamiento proactivo y el enfoque de CBM.

Actividades de Apoyo al Programa

Una amplia gama de asuntos programáticos están siendo implementados para permitir la transición de un programa de tecnología a un proceso de trabajo que facilitará la mejora continua y un programa optimizado de mantenimiento. Por ejemplo, inicialmente cuándo el mantenimiento era en su mayor parte reactivo, no se realizo ningún Análisis de Causa Raíz (RCA). Las fallas del equipo ocurrieron y los componentes fueron simplemente reemplazados y regresaron al servicio. Actualmente el RCA es un elemento clave en nuestro programa de CBM con un enfoque centrado en prevenir la recurrencia de problemas comunes. Esto ha permitido a NIH atender deficiencias fundamentales de equipo, problemas de instalación inadecuada y de diseño, y las prácticas inadecuadas de mantenimiento/reparación. Como resultado, RCA ha llegado a ser una fuente de información para identificar las necesidades de capacitación y/o cambios que pueden ser necesarios a nuestro plan/matriz/ de CBM. Nosotros también rastreamos las 10 principales causas raíz como un indicador de rendimiento para identificar asuntos genéricos a través del campus para que nosotros proactivamente podamos resolverlos antes de que alguna falla adicional pueda ocurrir. Los artículos siguientes han sido aplicados o están en el proceso de ser desarrollados para apoyar el programa de CBM:

• Desarrollar e implementar los procesos y procedimientos del flujo de trabajo de CBM

• Implementar el uso de computadoras Móviles para captar los datos de inspección de campo

• Desarrollar e implementar los requerimientos de reportes periódicos de CBM

• Desarrollar y dar seguimiento a los parámetros del programa de CBM

• Implementar y utilizar técnicas de Análisis de Fracaso de Causa raíz para resolver los problemas recurrentes en el equipo

• Actualizar los procesos de administración de trabajo y cómo CMMS es utilizado

• Desarrollar una priorización de la planeación, programación y del trabajo para optimizar la asignación de recursos

• Reuniones Periódicas para revisar y actualizar las actividades y prioridades del programa de CBM (por ejemplo: reuniones semanales de Equipo de BSL CBM)

• Desarrollar y publicar un Boletín trimestral de CBM que identifica los éxitos de CBM en NIH y las mejores prácticas en la Industria que podrían ser consideradas para su adopción en NIH

Actividades de Capacitación

La capacitación es un aspecto significante del programa y ocurre con regularidad. Inicialmente, las actividades de evaluación de equipo y la Evaluación de Condición de Referencia utilizaron el diagnóstico de PdM para identificar los asuntos de mayor impacto en la confiabilidad. Cuando estos problemas fueron resueltos y las causas raíz fueron determinadas, se desarrollaron programas de capacitación para educar al personal de mantenimiento en el uso de las tecnologías de PdM y técnicas de Mantenimiento de Precisión necesarias para mejorar la confiabilidad y la habilidad en general. Cuando el programa de CBM madure, el programa de capacitación bimestral será expandido para introducir Mejores Prácticas de Mantenimiento en una variedad de áreas, para levantar el nivel de competencia del personal de NIH para apoyar las actividades de rutina que se realizan de PM/PdM.

Esto es algo de la capacitación proporcionada:

  • Vista General del Programa de CBM y los Procesos
  • El Uso de computadora móviles para captar los datos críticos de inspección y condición
  • El Uso de análisis de Vibración para mejorar la confiabilidad de la máquina
  • Utilización de Termografía infrarroja y ultrasonido para valorar la condición de los componentes de los sistemas eléctrico, mecánico y de vapor
  • Técnicas apropiadas de Lubricación de la Maquinaria
  • Aplicación y uso de Análisis de aceite para monitorear la condición de la maquinaria
  • Taller de Alineación para ejes de bomba y roldanas de bandas
  • Detección de fugas en sistemas de aire/vapor/vacío utilizando ultrasonido
  • Mantener la Química apropiada en el Agua y las Mejores Prácticas en la limpieza de la bobina

En el futuro mientras el programa madura, la capacitación bimestral continuará siendo un elemento clave para desarrollar y mantener una fuerza de trabajo hábil y calificada que este alineada con los objetivos de la confiabilidad. Esto puede incluir cursos de actualización en temas anteriormente presentados, cursos más detallados en áreas dirigidas donde se requiere expandir el conocimiento, o nuevos temas que surgen de RCA y CBM.

Comunicación

El apoyo de la comunicación y la gestión es crítico al presente y futuro éxito de este esfuerzo de CBM. Como resultado, ha habido numerosos métodos desarrollados para comunicar beneficios y eficacia del programa a todos los niveles del BMT.

1. Todo el personal Administrativo y de mantenimiento participa en sesiones regulares de capacitación de CBM donde ejemplos verdaderos de casos son presentados y son compartidos.

2. Un boletín trimestral de CBM llamado "Mantenimiento Innovador" es publicado y es distribuido el cuál subraya las actividades clave, ejemplos de casos, y los beneficios del programa de CBM. Este boletín también proporciona un foro para reconocer al personal de BMT que utilizan las Mejores Prácticas y/o nuevas técnicas aprendidas de las sesiones de capacitación para mejorar la confiabilidad de los activos y el desempeño del equipo

3. La Administración realiza reuniones semanales y mensuales donde se presentan "ahorros" significativos para mantenerlos regularmente enterados del valor que el programa genera.

El Equipo de CBM está en proceso de aplicar otras iniciativas de seguimiento y comunicar los beneficios del programa a la gestión:

1. Se estan desarrlooando KPI's (Indicadores Clave de Desempeno por sus siglas en ingles) para dar seguimiento y presentar a la gestión con regularidad (algunos están ya disponibles en Internet a tarvez de TEAMM Web);

2. En 2006 empezamos realizando Análisis de costo-beneficio (CBA por sus siglas en ingles) en problemas seleccionados de equipo identificados por actividades de CBM. Esta información proporciona beneficios financieros para resolver proactivamente problemas de equipo antes de que fallen. El resumen de los datos de CBA serán presentados finalmente o como un indicador de rendimiento en "vivo" (KPI) o en un informe periódico enviado al personal de la Administración.

Beneficios de CBM

El Programa de BSL CBM que esta siendo implementado utiliza una combinación optimizada de actividades de Mantenimiento Preventivo (PM), Predictivo (PdM), y Mantenimiento Proactivo (PAM) diseñadas para mejorar la confiabilidad y el desempeño general del equipo del Complejo de BSL. El uso de tecnologías Predictivas juega un papel significativo en este enfoque de CBM, dada la criticalidad de estas instalaciones de BSL y la necesidad de comprender efectivamente la condición del equipo e identificar proactivamente y resolver las condiciones del equipo degradado antes de que las fallas ocurran. Al reunir, analizar, y tendenciar estos parámetros de diagnósticos, el programa de CBM proporciona al personal de NIH con la capacidad de predecir los problemas del equipo, dirigir qué mantenimiento es requerido, y ayudar a prevenir reparaciones costosas y tiempo de inactividad imprevisto.

A la fecha, los resultados de esta iniciativa de CBM han sido significativos - una mejora importante en la confiabilidad y el desempeño de los activos de BSL, una reducción de las llamadas/fallas de problemas, reducción de los costos de mantenimiento, reducción de los requerimientos de recursos para mantener el equipo, y una eficiencia mejorada de la energía. Últimamente, este enfoque minimiza los costos de ciclo vital de equipo y reduce el riesgo de infracción de contención y amenazas de seguridad a la vida.

Tres áreas específicas donde esta iniciativa de CBM ha tenido un impacto positivo incluye:

1. Las bandas y la vida de los cojinetes ha mejorado en el equipo de HVAC- antes de CBM, las bandas eran reemplazadas varias veces por año y los cojinetes fallaban generalmente dentro de los 5 años de su instalación. Esto era debido a una alineación pobre, instalación impropia, roldanas gastadas, bases malas, etc. Hoy, a consecuencia de la capacitación, del monitoreo, y del uso de técnicas de Mantenimiento de Precisión, la vida de las bandas ha mejorado dramáticamente (1-3 años) y las fallas de cojinetes son raras.

2. La pérdida de vapor debido a trampas defectuosas de vapor- antes de CBM, había numerosas trampas que no fueron instaladas apropiadamente, defectuosas, bloqueadas, etc. Hoy, muchas de las trampas defectuosas han sido reemplazadas, y existe un programa de monitoreo de rutina para identificar asuntos subsecuentes de desempeño.

3. La aceptación de nuevo equipo que tiene problemas inherentes de diseño y/o instalación – En NIH hay siempre una cantidad significativa de nuevas construcciones y de renovaciones. Antes de CBM, el equipo nuevo era instalado y probado para verificar solamente los parámetros operacionales; este equipo nunca era valorado de una perspectiva de confiabilidad ni de mantenibilidad (alineación apropiada, vibración aceptable, buen aceite, sin temperaturas elevadas, etc.). Como resultado, el personal de BMT heredaba nuevo equipo con asuntos de confiabilidad (diseño impropio, bases, desalineación, mezcla de grasa, etc.) y diez presentaban falla dentro de los 1-3 años. Para mejorar esta situación, se ha incorporado la Evaluación de Condición de Referencia de CBM en el arranque de las instalaciones nuevas y después de que renovaciones mayores se realiza una evaluación completa de la confiabilidad utilizando el diagnóstico de PdM. También se están desarrollando planes para trabajar con el personal de Ingeniería para modificar las especificaciones de adquisición/construcción para integrar más "los estándares enfocados en confiabilidad" (es decir estándares para la alineación, niveles de vibración, la limpieza del aceite, etc.) como parte del proceso de aceptación de pruebas y comisionamiento.

Próximos pasos

La implementación de CBM combinada con programas de capacitación para el personal de Mantenimiento de NIH ha tenido como resultado una mejora medible en la confiabilidad y el desempeño del equipo, y en las capacidades y la confianza del personal de mantenimiento. Aunque esta base haya posicionado mejor el BMT para atender mas eficiente y efectivamente las necesidades críticas de sus clientes e investigadores de NIH, hay muchas oportunidades que todavía existen para construir sobre este programa.

Mientras el enfoque actual para el programa de CBM está concentrado claramente en optimizar la confiabilidad del equipo en el Complejo de BSL, los métodos de CBM y tecnologías continúan siendo aplicados en otras áreas (instalaciones nuevas/remodeladas donde la confiabilidad es baja o donde prevalecen fallas recurrentes). Los planes también son desarrollados para expandir el programa de CBM en otras áreas críticas a través del campus de Bethesda y otras instalaciones remotas de NIH.

El uso de tecnologías de diagnóstico de PdM y de estrategias avanzadas de mantenimiento y de procesos de trabajo ha sido bien establecido en industrias como Servicios Públicos, en la fabricación, y en otras industrias intensivas en capital. Los esfuerzos conjuntos y la sociedad entre NIH, NAVSEA, y Blue Cardinal/MSI en esta iniciativa de CBM ha demostrado que hay beneficios significativos aplicando estas tecnologías y estrategias. El programa completo de CBM en NIH es un ejemplo fuerte de tal éxito, y el programa continúa creciendo de la transición de un ambiente reactivo, a un programa planeado y proactivo que optimiza recursos disponibles y costos de ciclo de vida del equipo.

Donna Phillips es el Supervisor de Mantenimiento para los Institutos Nacionales de la Salud y es responsable de La Administración de la propiedad y del mantenimiento en numerosas instalaciones de NIH. Ella proporciona liderazgo, patrocinio, y dirección estratégica para el programa de CBM. Ken Gilliam es Director de proyecto para el Centro Naval de la Logística del Mar y proporciona administración de proyectos para iniciativas de CBM en NIH y otras instalaciones del gobierno. El maneja el acuerdo entre NAVSEA y NIH, y la sociedad entre NAVSEA y Blue Cardinal/MSI.

Jeff Evans es Vicepresidente de Tecnología de Blue Cardinal/MSI, una compañía comercial que proporciona consultoría y servicios de PdM al gobierno, a empresas que brindan servicios públicos así como a grandes industrias. Cuenta con más de 18 años de experiencia en PdM y es el Gerente dwl Programa de NIH CBM y de todos los servicios de consultoría y servicios de técnicos de apoyo. Jeff puede ser contactado en jevans@msicorp.com y al 267-249-7947 o 800-676-6565.

Próximos Eventos

Ver más Eventos
banner
Nuestra nueva publicación, Estudio de Mejores Prácticas de CMMS.
Con este estudio ustedes tendrán una amplia comprensión del uso de los sistemas computarizados de gestión del mantenimiento (CMMS), qué oportunidades de crecimiento a future tienen y qué mejoras pueden hacerse.
Regístrate y Descarga
IMC-2022 Who's Who: The World's Best Run Companies

The International Maintenance Conference (IMC) provides a fresh, positive community-based curated experience to gain knowledge and a positive perspective for advancing reliability and asset management through people, their managers, the strategy, the processes, the data and the technology.

Uptime Elements Root Cause Analysis

Root Cause Analysis is a problem solving method. Professionals who are competent in Root Cause Analysis for problem solving are in high demand.

Reliability Risk Meter

The asset is not concerned with the management decision. The asset responds to physics

Why Reliability Leadership?

If you do not manage reliability culture, it manages you, and you may not even be aware of the extent to which this is happening!

Asset Condition Management versus Asset Health Index

Confusion abounds in language. Have you thought through the constraints of using the language of Asset Health?

Seven Chakras of Asset Management by Terrence O'Hanlon

The seven major asset management chakras run cross-functionally from the specification and design of assets through the asset lifecycle to the decommissioning and disposal of the asset connected through technology

Reliability Leader Fluid Cleanliness Pledge

Fluid Cleanliness is a Reliability Achievement Strategy as well as an asset life extension strategy

MaximoWorld 2022 Conference Austin Texas

Connect with leading maintenance professionals, reliability leaders and asset managers from the world's best-run companies who are driving digital reinvention.

“Steel-ing” Reliability in Alabama

A joint venture between two of the world’s largest steel companies inspired innovative approaches to maintenance reliability that incorporate the tools, technology and techniques of today. This article takes you on their journey.

Three Things You Need to Know About Capital Project Prioritization

“Why do you think these two projects rank so much higher in this method than the first method?” the facilitator asked the director of reliability.