Antes de arrancar oficialmente el programa de TPM debemos conocer cual es la situación actual de la empresa, comprender con claridad la cultura organizacional y como están influyendo cada una de las áreas de producción, mantenimiento e ingeniería, etc. en el cuidado y preservación de los activos de la empresa.

Para lograr lo anterior es necesario hacer una evaluación de la organización y diagnosticar la situación actual en relación al TPM, este es un paso importante para iniciar con la nueva cultura de trabajo.

La evaluación y diagnóstico de TPM es una herramienta de gran ayuda para la organización y estructuración del proceso de implementación de los distintos pilares del TPM. Durante la evaluación se identifican las fortalezas y debilidades en la organización y se emiten recomendaciones que ayuden a establecer la estrategia adecuada para la implementación del TPM.

Normalmente, el diagnóstico se realiza por consultores experimentados en el TPM, los cuales mediante una visita de un par de días obtienen una radiografía de la empresa. La visita consiste en una serie de entrevistas previamente planeadas con el personal de diferentes áreas y niveles de la empresa, donde se busca identificar oportunidades de mejora para la empresa. Algunos aspectos que se evalúan basándose en un cuestionario guía que cubre todos aquellos puntos que deben observarse con la aplicación de practicas de TPM, tales como; las políticas y objetivos de la empresa respecto a la gestión de los activos, su existencia, nivel de entendimiento y su aplicación por toda la organización. También, revisa la organización y funciones responsables de la gestión de los activos, el nivel de conocimientos y habilidades que tiene el personal que planea, diseña, mantiene y opera los equipos, incluyendo la comunicación que existe entre las diferentes áreas, las herramientas, técnicas y sistemas utilizadas para la gestión de los equipos, la medición de los indicadores gestión directiva y de mantenimiento, se avalúa el logro de metas, etc.

El producto de la evaluación y diagnóstico es un reporte que contiene observaciones y recomendaciones que ayudaran a definir la estrategia más adecuada para implementar el programa de TPM “enfocar los recursos”. De hecho, toda esta información es un insumo clave para establecer el Plan Maestro de TPM que la empresa llevará a cabo durante los próximos años. El Plan Maestro de TPM se debe ir ajustando a medida que vamos avanzado en la aplicación, y los ajustes dependerán del nivel de cultura que se vaya logrando, resultados alcanzados y por recomendaciones de diagnósticos posteriores.

Amigos, ahora que tenemos más claro donde estamos, encendamos motores y a trabajar en los próximos pasos para lograr un TPM exitoso.

banner
Nuestra nueva publicación, Estudio de Mejores Prácticas de CMMS.
Con este estudio ustedes tendrán una amplia comprensión del uso de los sistemas computarizados de gestión del mantenimiento (CMMS), qué oportunidades de crecimiento a future tienen y qué mejoras pueden hacerse.
Regístrate y Descarga