el objetivo central de esta reestructuración es apoyar una nueva generación de productos y sistemas con un requerimiento de desempeño creciente y de alta complejidad, a un bajo costo de fabricación, con una alta confiabilidad y seguridad en su empleo.

Para cumplir este objetivo, una de las tendencias actuales es aplicar la denominada gestión moderna del mantenimiento a través del mantenimiento predictivo. Bajo este contexto el presente artículo nos introduce en esta área de la ingeniería analizando, desde una perspectiva general, la situación actual y los posibles caminos de mejoramiento en el ámbito institucional. Colateralmente lograr una sensibilización de sus implicancias, enfocar su utilidad y aplicación a la realidad del Ejército de Chile.

A Modo de Preparación:

"Guerra, en sentido literal, significa combate, porque solo el combate es el principio eficaz en la actividad múltiple que en sentido amplio llamamos guerra. Pero el combate es una prueba de la fortaleza de las fuerzas espirituales y físicas, por medio de éste. Es evidente por sí mismo que la parte espiritual no puede ser omitida, porque el estado de ánimo tiene la más decisiva de las influencias sobre las fuerzas empleadas en la guerra.

Las necesidades del combate conducen muy pronto a los hombres a invenciones especiales para volcar en su favor las ventajas existentes en él. Como consecuencia de estos inventos, el combate ha sufrido grandes cambios, pero, cualquiera que sea el camino por el que se lo dirija, su concepto permanece inalterado; combate significa guerra.

Los inventos consisten, en primer lugar, en armas y equipos para los combatientes individuales. Deben ser suministrados y su uso aprendido antes de que comience la guerra. Se los crea de acuerdo con la naturaleza del combate, y, por lo tanto, son gobernados por él; pero, evidentemente, su invención es cosa diferente del combate mismo; es sólo la preparación del combate y no la dirección del mismo.

El combate ha determinado todo lo relacionado con las armas y equipos, y éstos a su vez modifican el combate. En consecuencia existe una relación recíproca entre ambos."

Karl von CLAUSEWITZ

"DE LA GUERRA"
"En general, una legión debe sus victorias no solo al número de sus soldados sino que también a su armamento."

"La legión debe llevar todo lo que sea necesario sin importar el tipo de guerra, a fin de transformar el campo, donde ella pernoctará, en una villa fortificada."

Flavius VEGECE

"L'ART MILITAIRE"

Introducción:

La idea de calidad en los sistemas no es nueva. En la historia de la humanidad, a modo de ejemplo, podemos mencionar que el Código Hammurabi (1600 A.C.) establecía en el numeral 299: "Será condenado a muerte aquel albañil que construya una casa y que ésta se derrumbe matando a alguno de sus habitantes".

Mucho tiempo después, con la Revolución Industrial en Inglaterra llegaron los procesos en serie que trajeron problemas de calidad en los productos. En este entorno, nacen los precursores de la calidad. Uno de sus más brillantes exponentes, Walter A. Shewhart, desarrolla en 1924 el Control Estadístico.

Shewhart afirmaba que: "La Calidad tiene múltiples dimensiones, unas objetivas y otras subjetivas." En 1933 implementa el sistema en Bell Telephone Laboratories, bajo el nombre de Control Estadístico del Proceso (CEP), con el objetivo de disminuir los costos en las líneas de producción. Shewhart también fue maestro de otros dos grandes personajes W.E. Deming y J.Juran.

A partir de la segunda mitad del siglo pasado, se produce un rápido crecimiento de la tecnología la cual día a día se hace más sofisticada. Esto ha generado sistemas militares e industriales cada vez más complejos, que integran diversas ramas del saber científico y tecnológico. En los inicios de esta tecnificación, la historia no fue favorable y la creciente complejidad de los sistemas provocó que las tasas de fallas crecieran con la subsiguiente disminución de la confiabilidad, aumento de los costos de operación y soporte logístico.

Producto de esto, la meta de desarrollar una nueva generación de productos y sistemas con un desempeño creciente y de alta complejidad, a un bajo costo de fabricación, con una alta confiabilidad y seguridad, parecía inalcanzable sin una metodología para el análisis y control de la confiabilidad de los sistemas.

Debido a esta situación y producto de una serie de fallas en los sistemas de armas y equipo pesado utilizados en la segunda guerra mundial, el Departamento de Defensa de Estados Unidos (DoD), introduce una serie de normas y especificaciones militares en calidad y confiabilidad. Entre las principales podemos citar:

En calidad la MIL-Q-9858 (de la cual desciende directamente la familia de normas ISO9000) es una especificación que tiene por finalidad el establecimiento de un programa de calidad por parte del contratista asegurando, de este modo, el cumplimiento de las cláusulas  contractuales entre las partes.

En el área de la confiabilidad, y como resultado del trabajo del denominado DoD Advisory Group on the Reliability of Electronic Equipment (AGREE) se generaron una serie de documentos regulatorios tales como las siguientes especificaciones militares:

MIL-STD-785 "Programa de Confiabilidad para Sistemas y Equipos, su Desarrollo y Producción".
MIL-STD-781 "Pruebas y Confiabilidad de los Equipos".
MIL-STD-1629 "Procedimiento para la Caracterización del Modo de Falla, Análisis de sus Efectos y Criticidad".
MIL-HDBK-217 Predicción de la confiabilidad de los equipos electrónicos.

La evidencia histórica, nos permite afirmar que producto de la segunda guerra mundial surge en años posteriores un nuevo auge de la calidad total, estando sus principales precursores en Japón y Estados Unidos.

Uno de los principales precursores del aseguramiento total de la calidad basada en confiabilidad fue William Edwards Deming considerado uno de los genios de la administración moderna.

Deming planteó catorce puntos para mejorar las empresas y su administración. Estos catorce puntos son: constancia, nueva filosofía, la inspección, las compras, mejoramiento continuo, entrenamiento, liderazgo, el miedo, barreras, slogans, cuotas, logros personales, capacitación y transformación.

Los puntos enumerados, Deming los dejó impresos en su libro titulado "Fuera de la Crisis", estos puntos marcaron el advenimiento del concepto, aseguramiento de la calidad total. Conscientes del significado de estos puntos, la unión de científicos e ingenieros japoneses invitó en junio de 1950 a Deming a exponer sus ideas relativas a la administración de la calidad. Tal fue el éxito que alcanzaron sus ideas, que Japón instituyó el premio Deming a la calidad.

Las ideas generan una forma distinta de analizar los procesos y en Japón, bajo la orientación de Deming, se postula una concepción ligada a la orientación de la calidad total, las 5'S, siendo estas:

  • Seiri: clasificar, organizar, arreglar apropiadamente,
  • Seiton: orden,
  • Seiso: limpieza,
  • Seiketsu: limpieza estandarizada y
  • Shitsuke: disciplina.

Así, tendencias actuales como el Mantenimiento Productivo Total (TPM) el cual combina la práctica del mantenimiento preventivo, los conceptos de la calidad total con el completo involucramiento del personal, y el Mantenimiento Centrado en la Confiabilidad (RCM), que no es otra cosa que un proceso lógico para satisfacer los requerimientos de mantención de los equipos en su entorno operacional cumpliendo la expectativa de confiabilidad del equipo. Ambas herramientas de gestión tienen sus orígenes en las ideas indicadas precedentemente y su data es de mitad del siglo pasado.

Por tanto hoy en día todo equipo de defensa, no importando su naturaleza, debiera involucrar el concepto de confiabilidad en sus desempeños o prestaciones sin desviaciones de su estándar constructivo. En forma subyacente, esta situación contempla el nivel de costo asociado con dicha confiabilidad y nos indica por último el grado de rentabilidad obtenida con el empleo del equipo.

Así mismo existen líneas de investigación pura en ingeniería y cuyos resultados constituyen herramientas coadyuvadoras a la gestión de mantención, su mención obedece al propósito de evidenciar la complejidad del problema. La finalidad de estos desarrollos es la de reducción de recursos financieros comprometidos, al incrementar la disponibilidad del equipo y disminuir, en consecuencia, sus costos de mantención. Dichas líneas pueden agruparse en las siguientes disciplinas;

Vibroanálisis: También es conocido como Análisis Vibracional y corresponde a una técnica que permite diagnosticar el estado operacional de un componente sin retirarlo del sistema de armas. En esta técnica cada componente espectral se asocia a una fuerza dinámica que la genera, sea inherente al funcionamiento de ella o proveniente de una falla. Este análisis es adecuado por lo tanto a vibraciones estacionarias. Cuando es aplicado a vibraciones provenientes de máquinas que trabajan a velocidad y carga variable, las componentes espectrales se dispersan en el espectro haciendo imposible su análisis. Se requiere usar entonces otras técnicas de análisis, tales como las transformadas tiempo-frecuencia o el análisis de órdenes.

Tribología: Área de estudio que conjuga la fricción, naturaleza de los materiales, estado de rugosidad superficial de los elementos en contacto, desgaste, lubricación y medio ambiente. A través del análisis del cálculo de la lubricación elastohidrodinámica (EHL), en diferentes dispositivos mecánicos, pretende determinar el consumo de energía por fricción, el balance térmico para el diseño de sistemas de refrigeración de aceites y por último la utilización de lubricantes sintéticos.

Existen además técnicas complementarias cuyo uso permite un adecuado manejo de los datos de terreno y que será el sustento de las conclusiones en los análisis de las acciones de mantención a la que son sometidos los diferentes sistemas de armas. A modo de ejemplo, citaremos los siguientes:

Control de desgastes y registros: Técnica de recopilación de datos cuyo posterior análisis permite correlacionar acciones previas con la evidencia empírica, y de este modo determinar el estado operacional del sistema de armas y equipos de defensa.

Análisis de fallas: Metodología que trata de los modos de falla y del análisis de sus efectos y criticidad, asegurando la confiabilidad de los sistemas de armas.

Estudios estadísticos: Dado que muchos componentes de los sistemas de armas pasan a un estado no operacional durante su vida útil, en consecuencia, uno de los desafíos para optimizar las decisiones de mantenimiento es predecir cuándo ocurrirá tal situación. La estadística, afortunadamente, nos permite analizar las performances previas e identificar cuando la transición de "bueno" a "malo" probablemente ocurrirá.

El objetivo final, existente en dichas líneas de investigación y técnicas complementarias, es la implementación de una metodología que involucre:

  • Un predictor de fallas,
  • Las tasas de ocurrencia,
  • Los tiempos involucrados en la anulación de fallas,
  • Las distribuciones estadísticas asociadas.

Orientándonos hacia una gestión proactiva y de largo plazo, denominada Gestión Moderna del Mantenimiento.

Gestión Moderna del Mantenimiento

Consideraciones propias de los actuales desarrollos han obligado al hombre a contar con mejores métodos de mantención, propendiendo a un uso más eficiente de los sistemas de armas. En términos puramente militares, la disponibilidad del equipo de defensa entendida como el cuociente entre la confiabilidad y la mantenabilidad, es hoy en día reemplazada por el concepto más amplio de "rentabilidad de la disponibilidad", dado que las restricciones económicas y los entornos de respeto con el medio ambiente orientan la acción hacia una implementación con más racionalidad.

El sistema de mantención y su concepto de soporte deben ser desarrollados durante la fase de diseño conceptual del sistema de arma. Se presenta aquí un fuerte inconveniente para nuestra realidad, por cuanto somos un usuario que adquiere del extranjero sus equipos y no son producto de un diseño propio, más aún se adquiere material en categoría de disponibilidad en el stock de otros Ejércitos (modalidad designada por el anglicismo surplus), dado que básicamente compromete una menor inversión inicial. Actualmente, en nuestro Ejército se aplica como política de mantención los 4 escalones de mantenimiento como lo muestra la Fig.Nº1.

Categorías del Mantenimiento

El concepto de mantención evoluciona desde la definición de los requerimientos operacionales, dividiéndose en las siguientes categorías con sus características más relevantes:

1. Mantenimiento Organizacional:

Tareas de mantención preventivas y correctivas desarrolladas por el usuario en sus instalaciones.
Soporte de suministros (ítems críticos)
Capacidad de Auto control de los equipos.
Personal técnico (por lo general con bajas habilidades), entorno operacional.

2. Mantenimiento Intermedio

Tareas de mantención preventiva y correctiva al nivel de subsistema.
Soporte de suministros
Equipos de prueba y soporte.
Personal (habilidades medias)
Instalaciones de Campo.
3. Mantenimiento de Depósito
Mantenimiento de detalle
Overhaul (Programa de Reconstrucción)
Calibraciones.
Fabricación.
Soporte de suministro
Personal (habilidades altas)
Equipamiento prueba de alto nivel.
Instalaciones fijas.
Análisis Estadísticos

Sin embargo, al implementar los esquemas de mantención con el máximo de acuciosidad nos encontramos con que el sistema de arma todavía puede fallar. Estas fallas se deben esencialmente a solicitaciones excesivas, una mantención inadecuada (la mantención es realizada por personas), y el carácter aleatorio del sistema.

La gestión proactiva de mantenimiento requiere de una recopilación estadística de información que permita la toma de decisiones para optimizar la rentabilidad de la disponibilidad, que relaciona el tiempo entre falla dividido por la suma de los tiempos entre la falla y el demandado por su reparación. El indicador estadístico más relevante de este proceso, es la tasa de ocurrencia de fallas, por medio de la cual podemos clasificar la vida de un equipo en las siguientes etapas; temprana (tasa decreciente), madura (tasa constante) y envejecimiento (tasa creciente), todo esto se resume gráficamente en la denominada curva de la bañera mostrado en la siguiente figura:

moderna_1

Desde la óptica de la gestión del mantenimiento, si un componente presenta una tasa de falla decreciente o constante, la realización de un reemplazo preventivo tiene poco sentido ya que la probabilidad de falla aumentaría o quedaría igual después del reemplazo, al menos que el componente sea de una criticidad mayor dentro del equipo y que los factores económicos reviertan estas tendencias estadísticas; como ejemplo puede señalarse:

Una política que establece el cambio periódico a intervalos regulares del foco de iluminación del Helicóptero de Transporte SAE-330 "PUMA" no mejora la confiabilidad. Situación totalmente distinta para el caso de una luz de advertencia del Panel 7a -en el tablero del Piloto-, cuya función es la de monitorear el estado de la Turbina TURMO IV C, la actividad de cambio a intervalos regulares asegura la confiabilidad operacional del helicóptero.

En el caso de una tasa creciente, la realización de un reemplazo preventivo disminuiría la probabilidad de falla del componente y por ende la probabilidad de falla del equipo. Lo que es eficiente como estrategia de mantenimiento, ver Fig.Nº1.

Cómo y cuándo realizar un mantenimiento preventivo es el objeto del análisis estadístico, el cual se implementa a través de la construcción de modelos para la tasa de ocurrencia de fallas. Entre los modelos más utilizados se encuentra la distribución normal o la distribución exponencial, las cuales son válidas en alguna de las etapas del ciclo de vida del equipo. Otro modelo es la distribución Weibull, enunciada por el matemático sueco Walodi Weibull en 1939. La aplicabilidad de esta distribución es en las situaciones de puesta en marcha, operación normal y desgaste, lo que es sumamente útil ya que, por lo general, no se conoce a priori la tasa de falla del componente. Weibull es principalmente una técnica gráfica que permite comparar las curvas características de las fallas y es frecuentemente usada como modelo para el tiempo a la falla y en análisis de fiabilidad, especialmente en las instancias en las cuales los datos de fallas no pueden ajustarse por una distribución exponencial. En nuestro país esta metodología ha sido aplicada tanto en la civilidad (empresas mineras, empresas eléctricas, medicina, etc) como en las Fuerzas Armadas; Fuerza Aérea de Chile, Armada de Chile a través de su oficina de mantenimiento (OMA).

moderna_2

Ingeniería de Mantención

Finalmente el mantenimiento se puede entender como una sumatoria de metodologías, tales como; el análisis de vibraciones, la tribología, la termografía, etc. En este artículo sólo se ha mostrado un aspecto de la estadística aplicada, en apoyo a la gestión de la mantención, como ser el comportamiento de la tasa de falla.

Al considerar estas herramientas, técnicas y metodologías es válido señalar a la ingeniería de mantención, como el área que profundiza en la gestión de apoyo al estado operacional de los sistemas de armas. Las ideas fundamentales, son el concepto de Maintainability (Mantenabilidad) que al igual que su concepto hermano la Reliability (fiabilidad) son características inherentes al diseño, las que dan cuenta de la facilidad, exactitud, seguridad y economía en la caracterización de las acciones de mantención.

El concepto de mantainability puede ser definido sobre la base de una combinación de factores tales como:

1. Una característica de diseño e instalación la que es expresada como la probabilidad que un determinado componente pueda ser retenido o restaurado a una condición especifica en un tiempo determinado, cuando la mantención es efectuada en concordancia con los procedimientos y recursos prescritos.

Ejemplo;
Cambio del grupo motopropulsor de un tanque en 45 minutos, dado que las conexiones electrohidráulicas son de toma rápida y los ajustes son mínimos.

1. Una característica de diseño e instalación la que es expresada como la probabilidad que el mantenimiento no será requerido más que X veces en un período de tiempo determinado, cuando el sistema opera en concordancia con los procedimientos prescritos.

Ejemplo;
El sistema de arma principal del tanque M41 acepta 7 cambios del tubo con el mismo sistema de retroceso.

2. Una característica de diseño e instalación la cual es expresada como la probabilidad que los costos de mantención sobrepasaran un determinado monto en dólares en un período de tiempo determinado.

Ejemplo;
Puede señalarse que en el presupuesto de mantención del Ejército se contemple un monto determinado para cada Tanque Leopard 1-V que opere 250 horas anuales.

Adicionalmente el concepto de ingeniería de mantención incluye información sobre los siguientes tópicos:

1. Niveles de Mantención: El nivel de mantención corresponde a la división de las funciones y tareas para cada área de mantención.

Algunos factores que condicionan las funciones a implementarse en cada nivel de mantención:

  • La frecuencia de mantención anticipada.
  • Complejidad de las tareas.
  • Requerimientos de habilidades.
  • Capacidades del personal.
  • Necesidades de plantas especiales y otras.

Son de naturaleza correctiva o preventiva que pueden ser implementados sobre el sistema de armas (o en parte de él), en el sitio donde el sistema en cuestión está siendo empleado, en una instalación de nivel intermedio cercano al sitio del usuario, o en la infraestructura tecnológica del fabricante.

En el Ejército, la situación es evidenciada gráficamente a través de la Fig.Nº1.

2. Políticas de Reparación: la política de reparación define si un ítem debe ser diseñado como reparable o no, parcialmente reparable, o completamente reparable. Aquí subyace la posible acción de mantención a implementarse en el transcurso de la vida útil del sistema. En consecuencia los conceptos, criterios y diseño de los componentes son de vital importancia para una estrategia económicamente rentable de apoyo al sistema.

En el seno institucional, las Política de Mantención son implementadas por el Servicio de Material de Guerra, acordes con las especificaciones establecidas por los fabricantes de los sistemas de armas y según los niveles de recursos financieros establecidos en los presupuestos anuales de operación.

3. Organización de la responsabilidades: la ejecución de la mantención debe ser responsabilidad del usuario, del productor (o suministrador), una tercera parte (un contratista de mantención), o bien una combinación o mix. Las responsabilidades pueden experimentar cambios no solo con los diferentes componentes a medida que avanza el tiempo operacional.

Por último, la organización de la responsabilidad en la ejecución de las tareas de mantención es materializada según los distintos niveles de competencia;

  • En el Ejército, se cuenta con el Servicio Material de Guerra en los distintos escalones de mantención.
  • A nivel del Ministerio de Defensa con FAMAE - ASMAR y ENAER.
  • Finalmente en el nivel privado con empresas nacionales y extranjeras.

En este grado de exposición de los tópicos tratados, corresponde preguntarse:

  • ¿Será la ingeniería de mantención lo más adecuado aplicar en el Ejército?,
  • ¿Obedecerá a la aplicación de una moda, o al conjunto de acciones tendientes a incrementar el nivel de operacionalidad de los sistemas de armas, en función de la realidad Institucional?
  • Para responder a dichas interrogantes se hace necesario pensar en la modernización del material que han tenido en los últimos años, algunos Sistema de Armas de nuestra Institución.

En la Fig.Nº2 se muestra la evolución experimentada por el arma de Caballería Blindada, en lo relativo a su tanque principal de combate.

La situación debe ser vista desde una perspectiva general y considerar los distintos aspectos que involucra la adopción e incremento en el potencial del sistemas de arma, mensurando las implicaciones con las políticas y ejecución de la mantención.

El desarrollo en el amplio espectro tecnológico de las grandes potencias conduce a la superioridad de sus ingenios de defensa, los cuales son hoy en día, aplicaciones de investigaciones derivadas de las distintas áreas del conocimiento generado por la evolución continua hacia un dominio cognitivo.

La interacción conjunta de los variados sistemas de armas en el campo de combate es de naturaleza compleja. Ella, solo es posible a través de adecuadas interfases operacionales, permitiendo al estamento de conducción central, la gestión coordinada de los distintos medios.

Asegurando, como consecuencia, el éxito en las misiones encomendadas, (ver Fig.Nº5).

A modo de ejemplo en nuestro Ejército el material rodante se estructura básicamente con los denominados vehículos a oruga y vehículos a ruedas, con un diverso grado de complejidad en su configuración y cuyos costos de adquisición y gastos a realizar durante su vida útil son de elevada relevancia.

Desde una perspectiva económica se puede señalar que los gastos generados por el empleo del material, pueden clasificarse en operacionales y de mantención.

  • Los primeros se derivan de los insumos requeridos para su utilización, tales como combustible y otros.
  • Los segundos, dicen relación con los aspectos y medidas técnicas implementadas para que el vehículo mantenga sus prestaciones o características operacionales. El último inductor de gastos se basa en el perfil de reparaciones que son necesarias implementar para asegurar las condiciones de fiabilidad y prestaciones conforme con lo preescrito por el fabricante.

Actividades por realizar

Se deben considerar las actividades relacionadas con la identificación del cliente y las diversas etapas involucradas en la definición de los requerimientos del diseño del sistema. Las etapas contempladas serán:

Identificación de la Necesidad

Esta tarea debe ser presentada en términos cuantitativos (cuando sea posible) a través de los denominados parámetros de desempeño y los de naturaleza cualitativa, con suficiente detalle. El resultado de esta tarea debe reflejar el verdadero requerimiento del usuario. El objetivo último es definir el "Qué" y no el "Cómo".

Debe dar respuesta entre otras a las siguientes interrogantes:

  • ¿Qué es lo requerido de la Gestión Moderna de la Mantención en términos funcionales?
  • ¿Qué tareas se debe realizar en la Gestión Moderna de la Mantención?.
  • ¿Cuáles son las tareas secundarias?
  • ¿Cuáles deben ser ejecutadas para mitigar el actual estado deficiente?.
  • ¿Cuándo deben ser efectuadas éstas?
  • ¿Dónde éstas deben ser efectuadas?
  • ¿En cuánto tiempo deben ser efectuadas?

Definición tipo de tecnología:

Corresponde analizar cuál es la aproximación más probable en términos de desempeño y efectividad para abordar la Gestión Moderna de la Mantención.

En el proceso de evaluación, consideraciones tales como la madurez de la tecnología propuesta, su estabilidad y crecimiento potencial, vida útil, cantidad de suministradores deben ser objeto de análisis.

Medidas de desempeño técnico (TPMs, Technical Performances Measures): Es de particular interés la cantidad de factores o métrica asociada a la Gestión Moderna de la Mantención.

Análisis funcional:

Corresponde a la traslación de los requerimientos de la Gestión Moderna de la Mantención en criterio detallado. Es un proceso iterativo de quiebre descendente, o descomposición de los requerimientos desde el nivel sistema, al nivel subsistema, y tan abajo en la estructura jerárquica como sea necesario para identificar una fuente específica y componentes de la Gestión Moderna de la Mantención.

Finalmente, a modo de ejemplificación considérese el siguiente caso:

Supongamos que en un estudio reciente acerca del poder militar del Ejército, se ha llegado a la conclusión que para mantener el nivel de disuasión es necesario efectuar un plan de modernización a una flota de 100 tanques asegurando una vida útil por un periodo no inferior a 10 años. Este estudio recomienda el cambio de la unidad motriz por su inadecuado nivel operacional, caja de velocidades y cambios menores que aseguran la coherencia cinemática.

Los fundamentos teóricos de sostén que avalan esta modernización se indican a continuación:

  • Cambio de la unidad motriz de gasolina a una diesel:
  • Desde el punto de vista táctico, la gasolina es una carburante con un bajo punto de inflamación (menor que 37,8 ºC) en contraste con el diesel (entre 60 °C y 93,4 °C.), traduciéndose en una baja probabilidad de incendio ante el impacto de un proyectil adversario.
  • Desde la perspectiva técnica, el motor encendido por compresión (diesel) posee un mayor torque permitiendo de este modo mejores prestaciones en el campo de combate.
  • Desde la óptica económica, si bien la inversión inicial en un motor diesel es mayor que la de un motor a gasolina, ésta se justifica por el horizonte temporal demandado ya que el primero presenta una mayor vida útil, el combustible diesel es de menor costo que la gasolina, menor periodicidad en las mantenciones preventivas.
  • Cambio de la caja de velocidades mecánica a una automática:
  • Desde el punto de vista táctico, la concentración del conductor se focaliza en el escenario más que en la coordinación de movimientos y por tanto facilita la conducción del tanque.
  • Desde la perspectiva técnica, una caja automática permite una mayor flexibilización en la entrega del torque y la potencia desde el motor hacia las ruedas impulsoras producto del acoplamiento continuo.
  • Desde la óptica económica, menor consumo de repuestos.

El presupuesto económico del proyecto asciende a 10 MMUS$, bajo la siguiente estructura de pago; 30 % de anticipo a la firma de los contratos respectivos, 2 años de gracia y el saldo pagadero en cuotas semestrales iguales y sucesivas durante 5 años a una tasa libor más 1 %. Una vez realizado todo este proceso y recibido los nuevos sistemas, la etapa de modernización continúa con el reacondicionamiento de los tanques en las instalaciones propias del Ejército, donde se realizarán una serie de etapas de naturaleza técnica tales como; recepción de los sistemas, ensamblado, ajustes y regulaciones, programa de pruebas y entrega a los usuarios. En estas etapas se presentarán problemas de diferente grado de complejidad.

Por otro lado, en el empleo de la flota, se ha detectado que de los 100 tanques reacondicionados un 20% de ellos presenta fallas en su tren cinemático. Un análisis de falla y criticidad indica que la causa raíz del problema corresponde a una solicitación excesiva en los diferentes componentes del tanque producto de la potencia entregada por el nuevo motor. Situación que se podría haber evitado al revisar el histórico de fallas de los respectivos tanques antes del reacondicionamiento, esto habría permitido seleccionar solo las unidades adecuadas, debido a que los tanques ya tienen un periodo de uso con el respectivo envejecimiento de sus componentes mecánicos, hidráulicos y eléctricos.

Por otro lado, a fin de asegurar la inversión realizada, es necesario implementar una política de mantención para esta flota. Los diferentes esquemas que se podrían implementar:

  • Mantenimiento Correctivo: Sólo se mantiene o repara el equipo una vez que la falla se presenta, el cual es altamente ineficiente sin un adecuado inventario de repuestos, no permite eliminar la causa raíz del problema que ocasiona la falla, los costos involucrados son altos ya que de acuerdo con la magnitud de la falla atenta contra la disponibilidad del tanque.
  • Mantenimiento Preventivo: Se mantiene el equipo de acuerdo a mantenciones periódicas muchas veces realizadas e indicadas por el fabricante del tanque, pero en el caso del reacondicionamiento de un equipo viejo no es una tarea sencilla el realizar esta planificación.

Esto provocaría reparaciones y detenciones excesivas de los tanques atentando contra la rentabilidad de la disponibilidad.

  • Mantenimiento Predictivo: el cual trata de predecir o anteponerse a un evento que no presenta síntoma aparente, con esto se evitarían todas las situaciones que puedan interferir con la rentabilidad del tanque en cuanto a su disponibilidad y performance.

Claramente la mejor política de mantención es la denominada Gestión Moderna del Mantenimiento donde en cierta medida se aplican la mayoría de los esquemas indicados de acuerdo a la relación entre disponibilidad y costos de mantención. Las principales dificultades de esta política son los requerimiento que ella demanda, como por ejemplo: registros históricos de fallas, idoneidad del personal, técnicas de apoyo (termografía, tribología, análisis de vibraciones, etc.).

Sin embargo los beneficios que tendría el implementar esta política de mantenimiento son numerosos.

A modo de ejemplo podemos mencionar que la disponibilidad operacional del tanque es incrementada, los costos en mantención en el tiempo se reducen, se mantiene un inventario de repuestos eficientes de acuerdo a la criticidad y gravedad de las fallas, se asegura la performance del tanque al momento de requerir sus servicios y por último se aumenta el grado de satisfacción por parte del usuario del tanque.

Conclusiones

Es claro que el mantenimiento es de gran importancia en los países desarrollados, mientras que en los países en vías de desarrollo está adquiriendo importancia cada vez mayor. En virtud de esto último, todo organismo que quiera alcanzar cierto grado de competitividad y posicionamiento en el mercado nacional e internacional deberá reestudiar sus políticas de mantenimiento y aprender cómo navegar en estos nuevos vientos.

El mantenimiento centrado en la confiabilidad es la herramienta a utilizar para alcanzar la meta de desarrollar una nueva generación de productos y sistemas con una performance creciente y de alta complejidad, a un bajo costo de fabricación, con una alta confiabilidad y seguridad. Si bien es cierto nuestros desarrollos tecnológicos son bajos, nuestro país utiliza tecnología de última generación, la cual debe mantenerse con estándares muy altos para obtener un sistema o equipo en óptimas condiciones durante toda su vida útil. La herramienta a utilizar para esta tarea nuevamente es el mantenimiento centrado en la confiabilidad.

Finalmente podemos mencionar que el Departamento de Ingeniería de Sistemas de Armas con Mención en Mecánica de la ACAPOMIL, en virtud de los antecedentes mostrados en este artículo esta conformando y diseñando su área de investigación en el ámbito de la Gestión Moderna del Mantenimiento, como sus aplicaciones al mantenimiento centrado en la confiabilidad y uso eficiente de los recurso económicos comprometidos. Propende a la búsqueda cognitiva de las líneas del mantenimiento de las Armas y de Vehículos Militares, mediante el empleo de la simulación en la solución de los modelos simbólico matemáticos que permitan la valoración de los factores críticos y las predicciones de vida útil y performance, a través del mantenimiento predictivo y sus análisis en terreno y líneas de investigación pura, tales como vibroanálisis, tribología, control de desgastes, análisis de fallas, control de records para los diversos dispositivos, y estudios estadísticos, entre otras metodologías.

Próximos Eventos

Ver más Eventos
banner
Nuestra nueva publicación, Estudio de Mejores Prácticas de CMMS.
Con este estudio ustedes tendrán una amplia comprensión del uso de los sistemas computarizados de gestión del mantenimiento (CMMS), qué oportunidades de crecimiento a future tienen y qué mejoras pueden hacerse.
Regístrate y Descarga
“Steel-ing” Reliability in Alabama

A joint venture between two of the world’s largest steel companies inspired innovative approaches to maintenance reliability that incorporate the tools, technology and techniques of today. This article takes you on their journey.

Three Things You Need to Know About Capital Project Prioritization

“Why do you think these two projects rank so much higher in this method than the first method?” the facilitator asked the director of reliability.

What Is Industrial Maintenance as a Service?

Industrial maintenance as a service (#imaas) transfers the digital and/or manual management of maintenance and industrial operations from machine users to machine manufacturers (OEMs), while improving it considerably.

Three Things You Need to Know About Criticality Analysis

When it comes to criticality analysis, there are three key factors must be emphasized.

Turning the Oil Tanker

This article highlights the hidden trap of performance management systems.

Optimizing Value From Physical Assets

There are ever-increasing opportunities to create new and sustainable value in asset-intensive organizations through enhanced use of technology.

Conducting Asset Criticality Assessment for Better Maintenance Strategy and Techniques

Conducting an asset criticality assessment (ACA) is the first step in maintaining the assets properly. This article addresses the best maintenance strategy for assets by using ACA techniques.

Harmonizing PMs

Maintenance reliability is, of course, an essential part of any successful business that wants to remain successful. It includes the three PMs: predictive, preventive and proactive maintenance.

How an Edge IoT Platform Increases Efficiency, Availability and Productivity

Within four years, more than 30 per cent of businesses and organizations will include edge computing in their cloud deployments to address bandwidth bottlenecks, reduce latency, and process data for decision support in real-time.

MaximoWorld 2022

The world's largest conference for IBM Maximo users, IBM Executives, IBM Maximo Partners and Services with Uptime Elements Reliability Framework and Asset Management System is being held Aug 8-11, 2022