FREE: Introduction to Uptime Elements Reliability Framework and Asset Management System

1. La Inspección Infrarroja: La razón para efectuar esta clase de inspección es encontrar problemas eléctricos de manera que el personal de mantenimiento pueda repararlos antes de fallas y/o daños a los componentes con el subsiguiente tiempo de paro de la maquinaria. Muchas veces, los problemas críticos son muy obvios, pero en otras ocasiones no lo son tanto sin antes efectuar un análisis más concienzudo.

2. La Inspección Visual: La inspección visual puede ser tan importante como la inspección infrarroja. Existen muchísimas cosas visualmente que no pueden ser detectadas con la cámara infrarroja como se demuestra en los ejemplos de este artículo.

Pudiera pensarse que la inspección visual va más allá del objetivo para el cual fue contratado el termógrafo, pero los termógrafos sagaces incluyen en sus reportes apuntes e incluso imágenes cuando observan violaciones a los códigos, equipos descompuestos, fusibles de dimensiones erróneas, cableado defectuoso, etc. un buen termógrafo nunca pasará por alto la utilización de una tubería de cobre en lugar de un fusible (Figura 1), aún y cuando se vea correcta en la imagen infrarroja. Y no importa si la inspección se realiza con fines de cobertura de seguros, o como parte de un programa proactivo de mantenimiento, la inspección infrarroja y la inspección visual se complementan una a la otra.

Figura 1 –Fusibles de tubería de cobre instalados en la desconexión.

La figura 2 es un caso extremo de temperatura elevada, aunque no es del todo descomunal. En un caso como éste, al abrirse el tablero, el termógrafo observa el problema utilizando la cámara infrarroja, pero al mismo tiempo también pueden ser señales inequívocas del problema visualmente debido a los daños causados por este exceso de calentamiento.

Figura 2 – Conexión de alta temperatura.

Es muy fácil para cualquier termógrafo encontrar problemas críticos con grandes diferenciales de temperatura puesto que aparecen muy fácilmente en la pantalla de la cámara infrarroja. ¿Pero qué hay con el olor de cables quemados o el sonido de un rodamiento que rechina, así como una banda o correa con ruidos extraños, o descargas de corona en una línea de alto voltaje? Todos estos son indicativos de problemas que no necesariamente tienen que estar calientes al momento de la inspección infrarroja, pero que pueden todos causar fallas al omitir reportarlas sin efectuar ninguna clase de seguimiento.

Deben encontrarse las fallas en las primeras fases antes de que haya ocurrido algún daño y asimismo antes de la falla catastrófica. Esta técnica infrarroja está predicada sobre el hecho de que existe una relación muy estrecha entre la temperatura (incremento) y una mayor probabilidad de falla. Los problemas eléctricos (y mecánicos) suelen mostrar muy poca alza en la temperatura en esta fase. Se necesita de un termógrafo bastante experimentado, armado con un buen equipo infrarrojo, para encontrar y documentar problemas en las primeras fases. Dicho de otra manera, cualquiera puede encontrar algo quemándose con la cámara infrarroja, pero las anomalías de bajas temperaturas e incluso objetos a temperatura ambiente pueden ser problemas críticos también.

Por ejemplo, un pequeño aumento en la temperatura suele indicar un problema de baja prioridad en cuanto a su programación para reparación. Pero los pequeños aumentos de temperatura también pueden indicar señales de problemas críticos. Como se muestra en la Figura 3, el tablero de 200 amperios había tenido un pequeño aumento de temperatura en la fase B, el cual típicamente no sería tan interesante; quizás un pequeño desequilibrio en la carga. Pero las lecturas de carga mostraban únicamente 6 amperios por fase, ningún desequilibrio y en lugar de ello una conexión defectuosa y muy probablemente una mala conexión (falso contacto) puesto que este es un porcentaje de un solo dígito de la carga nominal. Si este tablero estuviera cargado a 100 o más amperios, el aumento de temperatura de esta falla se incrementaría exponencialmente y pudiera resultar en una falla catastrófica.

Figura 3 – Un tablero de 200 amperios ligeramente cargado con un aumento de temperatura en la fase B.

Es muy inteligente hacer una inspección visual de los sistemas de distribución eléctrica mientras se realiza una inspección infrarroja. De las muchas inspecciones que he efectuado a lo largo de los años, en infinidad de ocasiones los gerentes corporativos de seguridad, salud y medio ambiente (EHS), gerentes de mantenimiento, ingenieros de planta y gerentes de planta me han solicitado que por favor les destaque cualquier potencial peligro o deficiencia eléctrica que pudiera identificar.

Ejemplos encontrados:

· Desconexiones con fusibles inapropiados (Figura 1).

· Interruptores de corriente con doble entrada de cable (Figura 4).

· Desconexiones inoperables.

· Desconexiones y arrancadores de combinación utilizados como almacenamiento de piezas (Figura 5).

· Tubo conduit flexible jalado fuera de la caja dejando expuestos los conductores.

· Partes energizadas expuestas.

· Fusibles mal instalados o mal sujetados.

· Fusibles fundidos.

Figura 4 – Interruptores de corriente con doble entrada de cable en un tablero de distribución.

Figura 5 – Combinación de arrancador/desconexión siendo utilizado como almacenamiento de piezas.

Como termógrafos, encontramos muchos problemas mediante el uso de las imágenes térmicas. Es común encontrar grandes diferencias de temperatura con los cuales se logran imágenes muy atractivas. Las pequeñas diferencias de temperatura típicamente son de baja prioridad, pero así mismo también pueden indicar problemas críticos bajo condiciones de carga diferentes. Por otra parte, se suele pasar por alto el valor de la inspección visual. Hay que pensar afuera del cuadro (térmico) y comenzar a aprovechar el componente de la inspección visual en los sondeos térmicos – es para el mayor beneficio de toda las partes involucradas. En la mayoría de los casos, se documentan por separado el reporte termográfico y la inspección visual. Pudiera haber muchas razones para esto, pero al final de cuentas, si usted puede identificar y documentar un problema – o potencial problema – con infrarrojo o la inspección visual, habrá hecho una muy buena inversión de sus dólares proactivos.

Jeffrey L. Gadd es Termógrafo Certificado Nivel II y dueño de la empresa Vision Infrared Services en Cleveland, Ohio. www.visioninfrared.com

Jeff también es presidente y fundador de Professional Infrared Network (PIN) www.professionalinfrared.com.

Próximos Eventos

Ver más Eventos
banner
Nuestra nueva publicación, Estudio de Mejores Prácticas de CMMS.
Con este estudio ustedes tendrán una amplia comprensión del uso de los sistemas computarizados de gestión del mantenimiento (CMMS), qué oportunidades de crecimiento a future tienen y qué mejoras pueden hacerse.
Regístrate y Descarga
IMC-2022 Who's Who: The World's Best Run Companies

The International Maintenance Conference (IMC) provides a fresh, positive community-based curated experience to gain knowledge and a positive perspective for advancing reliability and asset management through people, their managers, the strategy, the processes, the data and the technology.

Uptime Elements Root Cause Analysis

Root Cause Analysis is a problem solving method. Professionals who are competent in Root Cause Analysis for problem solving are in high demand.

Reliability Risk Meter

The asset is not concerned with the management decision. The asset responds to physics

Why Reliability Leadership?

If you do not manage reliability culture, it manages you, and you may not even be aware of the extent to which this is happening!

Asset Condition Management versus Asset Health Index

Confusion abounds in language. Have you thought through the constraints of using the language of Asset Health?

Seven Chakras of Asset Management by Terrence O'Hanlon

The seven major asset management chakras run cross-functionally from the specification and design of assets through the asset lifecycle to the decommissioning and disposal of the asset connected through technology

Reliability Leader Fluid Cleanliness Pledge

Fluid Cleanliness is a Reliability Achievement Strategy as well as an asset life extension strategy

MaximoWorld 2022 Conference Austin Texas

Connect with leading maintenance professionals, reliability leaders and asset managers from the world's best-run companies who are driving digital reinvention.

“Steel-ing” Reliability in Alabama

A joint venture between two of the world’s largest steel companies inspired innovative approaches to maintenance reliability that incorporate the tools, technology and techniques of today. This article takes you on their journey.

Three Things You Need to Know About Capital Project Prioritization

“Why do you think these two projects rank so much higher in this method than the first method?” the facilitator asked the director of reliability.