La Experiencia ha mostrado claramente que existe alguna confusión sobre a lo qué las personas se refieren cuando utilizan el término mantenimiento preventivo. Un factor significativo proviene de la evidencia que una inmensa mayoría de nuestras plantas e instalaciones industriales han estado operando por períodos prolongados, años en muchos casos, en un modo reactivo de mantenimiento. Es decir que los recursos de mantenimiento casi han sido cometidos totalmente a responder a fallas inesperadas del equipo. Correctivo, no preventivo, el mantenimiento es con frecuencia el modo operacional del día, y esto tiende a enturbiar lo que es preventivo y lo que es correctivo. En un caso extremo actual, una planta desarrolló una cultura entera que fomentó un sentimiento de orgullo en la habilidad de las personas para arreglar las cosas rápidamente y bajo presión cuando una falla forzada ocurría. El personal de la planta vio sus acciones como preventivas en el sentido que pudieron "prevenir" una falla mayor a causa de sus acciones sumamente eficientes y efectivamente reactivas y correctivas. Lo que el personal de la planta no reconoció conscientemente (ni reconoce) fue que ellos tuvieron el costo más alto por productor de unidad entre sus homólogos.

Consejo enviado por Anthony "Mac" Smith, Autor,
"RCM - Gateway to World Class Maintenance, Butterworth"
-Heinemann, ISBN-10: 075067461X

banner
Nuestra nueva publicación, Estudio de Mejores Prácticas de CMMS.
Con este estudio ustedes tendrán una amplia comprensión del uso de los sistemas computarizados de gestión del mantenimiento (CMMS), qué oportunidades de crecimiento a future tienen y qué mejoras pueden hacerse.
Regístrate y Descarga