El primer requerimiento en un programa satisfactorio de mantenimiento para el equipo eléctrico, es un buen equipo ,correctamente instalado .Ningún especialista puede hacer un buen trabajo de mantenimiento sobre un equipo eléctrico (ya sean motores, interruptores, transformadores, etc.), que no sea el adecuado para el trabajo o para el lugar en el cual ha sido instalado .Las premisas para este requerimiento se engendran desde que se crean las bases de diseño para el proyecto. Al no quedar claras las condiciones de trabajo, las mismas no se cumplen, e incluyen varias variables, de las cuales las principales son:

-Voltaje nominal de trabajo del equipo Vn. (lo mismo puede ser dañino un bajo voltaje como un sobre voltaje, la vida útil del equipo se acorta por sobrecalentamiento o por que se quema, aumentando el numero de fallas.)

- Grado de Protección del equipo IP (El tipo y la forma de la cubierta o carcasa del motor, transformador, estación de botones, etc., depende de la atmósfera y del ambiente de trabajo en que será instalado).La terminación exterior (Grado de Protección) varia en dependencia de las condiciones ambientales y por consiguiente influye sobre el equilibrio térmico del equipo y sobre su disipación térmica.

-Potencia demandada del mismo Pn (Cuando se calcula mal la carga real que será demandada del agregado, el mismo trabaja o sobre dimensionado o sobre cargado, ambos casos son inaceptables ,ya que los equipos trabajan no en sus parámetros nominales y se calientan mas de lo permitido .acortando la viva útil de los aislamientos ,los lubricantes , grasas y por consiguiente la vida de los rodamientos, todo lo cual acorta el tiempo entre reparaciones, ya que el por ciento de fallas aumenta).

-Régimen de trabajo (Muy importante al definir un equipo eléctrico, ya que define el régimen térmico del mismo y por consiguiente define el tipo y clase de aislamiento a utilizar) Una mala elección en este punto implica que el motor o el transformador frecuentemente se queme, aumentando los gastos de mantenimiento.

El segundo requerimiento es contar con el adecuado personal de mantenimiento. Las personas que deben mantener los equipos eléctricos deben poseer un adecuado conocimiento del funcionamiento del equipo y tener las habilidades para desarrollar inspecciones y reparaciones de los mismos .Deben ser especialistas que conozcan las particularidades de cada pieza del equipo y conocer a fondo su funcionamiento, para rápidamente detectar cualquier falla o régimen anormal del mismo.

El tercer requisito de un buen programa de mantenimiento es poseer un programa preventivo, basado en instrumentos y técnicas adecuadas que permita en todo momento determinar el estado funcional y operacional del equipo y llevar un control real de su estado, observando constantemente la tendencia de fallo y en caso de que la misma aumente y alcance los niveles de alarma, accionar sobre ella para su disminución.

Consejo enviado por nuestro lector Ing .Rene Luis Falcon Santana
Empet

banner
Nuestra nueva publicación, Estudio de Mejores Prácticas de CMMS.
Con este estudio ustedes tendrán una amplia comprensión del uso de los sistemas computarizados de gestión del mantenimiento (CMMS), qué oportunidades de crecimiento a future tienen y qué mejoras pueden hacerse.
Regístrate y Descarga