Debido a que los resultados dependen en gran manera de los empleados, es sumamente importante conocer la manera como éstos mismos empleados realizan todas las actividades en relación con el tiempo total que se encuentran dentro de la compañía cada día.

Existe por otro lado un gran paradigma del negocio representado por el temor que tienen los empleados para reportar y registrar a detalle sus actividades cotidianas. El temor existe aún cuando éstos mismos empleados fueron contratados bajo el entendido de que ellos serían responsables por realizar las tareas diarias planeadas, programadas y necesarias para asegurar de manera confiable la estabilidad del proceso de producción.

El método que permite la identificación y distribución de las actividades según el tiempo de empleados se conoce como “mantenimiento de productividad”, conocido también en el mercado internacional como “tiempo de llave”.

figure 1

Figura 1: Tabla de Tiempo de Llave

La aplicación de este método nunca implica revisar el comportamiento individual de cada empleado durante su práctica diaria. Sus vicios en las rutinas de trabajo se reflejarían en el análisis de los resultados en el comparativo de la productividad individual. El método del tiempo de llave está enfocado centralmente en la identificación directa de todas las interferencias negativas que ocurren día con día de manera tal que los problemas puedan atacarse adecuadamente. Esto asegura la implementación de un proceso sostenible, por ende proporcionando un factor de la mejora continua en el uso de los empleados del mantenimiento.

Vale la pena destacar que la demanda por las mejoras no siempre está directamente relacionada con el mantenimiento, ni con los empleados de mantenimiento que participan en este proceso. Algunos ejemplos de lo anterior son los tiempos de espera para la liberación de un equipo para suministrar el servicio, el tiempo de espera por material en el almacén, el tiempo utilizado para los turnos diarios en la empresa, el tiempo de espera para la orientación de la supervisión, etc.

Entre mejor reconozca usted la dinámica representada por las actividades de mantenimiento en la compañía, entendiendo asimismo las particularidades de los diferentes tipos de tareas que se realizan diariamente, mejor podrá entender y conocer los parámetros que conllevan a una pérdida en la productividad. Éste conocimiento le permitirá una ejecución más efectiva del mantenimiento y aumentará el grado de utilización de sus empleados para mantener la productividad en el servicio necesario de manera que los resultados puedan ser mejores, tanto en términos del cumplimiento con lo programado así como en el cumplimiento de la viabilidad económica del departamento de mantenimiento.

Dependiendo de la oportunidad para la mejora continua en las acciones identificadas como desviaciones a la ejecución debido a interferencia directa en los servicios diarios realizados por los técnicos de servicio, es posible identificar un resultado dinámico y flexible, uno que esté diseñado a través de un objetivo escalonado en búsqueda de la mejor productividad posible para cada equipo de mantenimiento analizado.

author

José Wagner Braidotti Jr. Tiene más de 28 años de experiencia en el área técnica trabajando como director para JWB Engineering and Consultancy, en el área de Servicios Técnicos de SIEMENS como Gerente de Ingeniería de Mantenimiento, en el Servicio ABB como Gerente de Ingeniería de Mantenimiento del Centro de Metodologías para el Mantenimiento (MMC), y en Indústrias Votorantim – Cement como Ingeniero Mecánico Senior.

banner
Nuestra nueva publicación, Estudio de Mejores Prácticas de CMMS.
Con este estudio ustedes tendrán una amplia comprensión del uso de los sistemas computarizados de gestión del mantenimiento (CMMS), qué oportunidades de crecimiento a future tienen y qué mejoras pueden hacerse.
Regístrate y Descarga