“¿No podemos simplemente llevarnos todos bien?” Como el quinto hermano de ocho, recuerdo a mi madre diciendo eso bastante a menudo. Teniendo cuatro hermanos, nunca ocurrió realmente que simplemente nos lleváramos bien.

Ahora como educador en la confiabilidad de activos, viajo a través del país proporcionando entrenamiento dentro de la planta a los operadores y al personal de mantenimiento. Durante estas sesiones de entrenamiento, a menudo me recuerdan las personas que pasan la mayor parte de su día dentro de estas instalaciones de fabricación estadounidenses, que debo estar viviendo en un mundo diferente.

“Todo lo que usted está diciendo sobre confiabilidad de activos suena genial, pero estamos encargados de sacar el producto al exterior. No tenemos tiempo de hacer todas las mejores prácticas de las que usted habla.”

Entiendo completamente este sentimiento. Realmente lo hago. Sin embargo, debemos encontrar una forma de fusionar nuestros dos mundos.

El mundo del rendimiento de la producción, tiempo de actividad de activos y reducción de costos de mantenimiento debe aprender a llevarse bien con el mundo de la confiabilidad en lubricación, mantenimiento predictivo y preventivo, y el mantenimiento centrado en la confiabilidad. Así que, ¿cómo se puede alcanzar esto?

Primero, reconozca que esto no ocurre por sí solo. Para llegar a ser de primer nivel en su programa de mantenimiento centrado en confiabilidad, usted debe trabajar duro para hacer que esto ocurra. Usted debe tener el consenso de las mismas personas que trabajan duro y que están encargadas del rendimiento de la producción. Usted debe tener el consenso de la alta dirección para que así puedan apoyar a las personas que tienen las pistolas de grasa en las manos.

Usted también debe creer que uniendo estos dos mundos, su desempeño en la entrega del producto al usuario final realmente mejorará y, finalmente, su trabajo será más fácil y su compañía más rentable.

Es razonable que si usted puede mantener limpios y secos los lubricantes en los que usted confía para crear la interferencia entre dos partes metálicas opuestas móviles, entonces usted puede mejorar la vida útil del aceite y ciertamente mejorar la vida del activo.

Figura 1: Imágenes del “antes” del área de lubricantes muestran qué cosas no hacer; los métodos de almacenamiento y transferencia en uso en estas áreas de lubricante son invitaciones abiertas para los contaminantes que degradan los lubricantes antes de que siquiera lleguen a sus equipos.

Dónde Comenzar

Dentro de las plantas, hay muchas oportunidades para mejoras simples que, a la larga, y a veces en el corto plazo, pagarán muchas veces.

El área de almacenamiento de lubricante es siempre un muy buen lugar para hacer grandes mejoras. Hágase a usted mismo esta pregunta: Si el aceite en su área de lubricación cumple con las especificaciones para el aceite en su vehículo personal y la compañía dice que está bien que usted tome la cantidad que necesite, ¿la usaría? La mayoría de las personas dirían que no. Entonces la pregunta es: ¿Por qué usar ese aceite en los activos de la planta en los cuales usted está confiando para obtener una ganancia?

Reemplace los contenedores que tienen tapones abiertos y trapos como filtros, con un sistema de contención de aceite que permita que el aceite almacenado sea filtrado al entrar y filtrado nuevamente cuando se usa para rellenar una caja de engranajes o un sistema hidráulico.

Figura 2: Un tambor individual, equipado con un respiradero desecante, etiqueta de identificación codificada por colores y conectores rápidos así el aceite puede ser filtrado luego de la remoción o filtrado mientras está todavía dentro del tambor, demuestra una buena práctica.

Deshágase de los envases de transferencia galvanizados con la parte superior abierta, la botella de dos litros de gaseosa recortada y reutilizada, el balde y el embudo. Reemplácelos con contenedores de aceite ordenados por color, con la parte superior cerrada.

Evite los potencialmente costosos errores de contaminación cruzada. Ponga un gráfico de lubricación codificado por colores en la pared del cuarto de almacenamiento para que todos sepan qué aceite y grasa va con qué pieza de equipo.

Identifique todo con etiquetas codificadas por colores de forma que el camino sea claro y directo desde el cuarto de lubricantes hacia el equipo. Elimine las conjeturas de cuál grasa es su grasa compleja multipropósito de litio y cuál es su grasa de motores eléctricos de poliurea con el uso de pistolas de grasa con tubos transparentes ordenadas por color.


Figura 3: Estas imágenes del “después” del cuarto de lubricante muestran métodos de las mejores prácticas para el almacenamiento y transferencia de lubricantes; se ha tenido mucho cuidado para asegurar que los lubricantes se mantengan limpios y secos, y para eliminar el riesgo de contaminación cruzada.

A continuación, dele una mirada al equipo. ¿Puede equipar cajas de engranajes y sistemas hidráulicos con respiraderos desecantes para mantener la humedad y las partículas a raya? ¿Existe la necesidad de un sedimento inferior y un bol de agua para chequear la claridad del aceite y buscar agua y retirarla? ¿Puede reemplazar la ventana de visión estándar plana con vidrio de visión 3-D de manera que usted pueda ver desde cualquier ángulo y saber con seguridad que hay aceite en el sistema y en el nivel correcto?

¿El tamaño del depósito garantiza conexiones rápidas para que se pueda llevar a cabo el filtrado de tipo riñón cuando el análisis de aceite muestra que el aceite todavía está en buen estado, pero está sucio y necesita una buena limpieza?

¿Cómo decide usted qué activos requieren un análisis de aceite? ¿Basándose en la criticidad del activo, tamaño del depósito, o ambos? ¿Qué código de limpieza ISO ha sido establecido como su objetivo y qué alarmas y límites está usted midiendo para determinar si filtra el aceite o lo cambia? ¿Está cambiando buen aceite, por lo tanto causándole a la compañía gastos innecesarios con costos de tiempo de inactividad, trabajo y eliminación del aceite?

¿Están el personal de mantenimiento y los operadores recibiendo el entrenamiento necesario para que comprendan completamente los efectos perjudiciales del aceite contaminado? ¿Es usted parte del problema porque no sabe lo que no sabe, o es parte de la solución cuando discute la lubricación y la confiabilidad de activos de primer nivel porque usted tiene la capacidad para reconocer las prácticas de lubricación inadecuadas y hacer algo al respecto?

Uniendo Mundos

El mundo de la producción de dispositivos y el mundo de las mejores prácticas en confiabilidad de la lubricación pueden llevarse y se llevan bien, y es siempre para la mejora de la eficiencia de la producción y la rentabilidad de la compañía. Es extraño encontrar una instalación que funciona con deficiencia donde el mantenimiento centrado en la confiabilidad y las mejores prácticas en lubricación son la norma en lugar de la excepción.

No espere años para unir la confiabilidad y el rendimiento de la producción.

¡Simplemente es demasiado costoso mantenerlos separados!

Paul Llewellyn

Paul Llewellyn, is the Asset Reliability Training and Education Manager at Lubrication Engineers, Inc., with prior roles within the company as general sales manager and corporate sales manager. Paul is an
STLE-certified lubrication specialist (CLS) and has earned MLT I, MLT II and MLA II certifications.
www.LElubricants.com

Download Article

Próximos Eventos

Ver más Eventos
banner
Nuestra nueva publicación, Estudio de Mejores Prácticas de CMMS.
Con este estudio ustedes tendrán una amplia comprensión del uso de los sistemas computarizados de gestión del mantenimiento (CMMS), qué oportunidades de crecimiento a future tienen y qué mejoras pueden hacerse.
Regístrate y Descarga
“Steel-ing” Reliability in Alabama

A joint venture between two of the world’s largest steel companies inspired innovative approaches to maintenance reliability that incorporate the tools, technology and techniques of today. This article takes you on their journey.

Three Things You Need to Know About Capital Project Prioritization

“Why do you think these two projects rank so much higher in this method than the first method?” the facilitator asked the director of reliability.

What Is Industrial Maintenance as a Service?

Industrial maintenance as a service (#imaas) transfers the digital and/or manual management of maintenance and industrial operations from machine users to machine manufacturers (OEMs), while improving it considerably.

Three Things You Need to Know About Criticality Analysis

When it comes to criticality analysis, there are three key factors must be emphasized.

Turning the Oil Tanker

This article highlights the hidden trap of performance management systems.

Optimizing Value From Physical Assets

There are ever-increasing opportunities to create new and sustainable value in asset-intensive organizations through enhanced use of technology.

Conducting Asset Criticality Assessment for Better Maintenance Strategy and Techniques

Conducting an asset criticality assessment (ACA) is the first step in maintaining the assets properly. This article addresses the best maintenance strategy for assets by using ACA techniques.

Harmonizing PMs

Maintenance reliability is, of course, an essential part of any successful business that wants to remain successful. It includes the three PMs: predictive, preventive and proactive maintenance.

How an Edge IoT Platform Increases Efficiency, Availability and Productivity

Within four years, more than 30 per cent of businesses and organizations will include edge computing in their cloud deployments to address bandwidth bottlenecks, reduce latency, and process data for decision support in real-time.

MaximoWorld 2022

The world's largest conference for IBM Maximo users, IBM Executives, IBM Maximo Partners and Services with Uptime Elements Reliability Framework and Asset Management System is being held Aug 8-11, 2022