FREE copy of the Uptime Elements Implementation Guide once you subscribe to Reliability Weekly

La eficiencia energética será en un futuro muy cercano uno de los aspectos que las empresas prestaran gran atención, estudios efectuados en Japón y que refieren al Total Productive Maintenance (TPM) demostraron que los equipos pueden generar mayores niveles de perdidas por eficiencia energética que por fallas, esto ha reorientado a los departamentos de ingeniería y mantenimiento a trabajar en conjunto para atender este aspecto en los equipos industriales. El objetivo de los departamentos de mantenimiento hasta ahora ha sido contar con una dinámica proactiva, esto significa que su gestión debe concentrase en prevenir la aparición de fallas (mantenimiento preventivo) y dedicar 20% o menos de sus recursos (labor, repuestos, herramientas e información) en atender fallas no previstas y regresar a una condición funcional al equipo (mantenimiento correctivo), con el tiempo alcanzar este objetivo ha sido un "problema" para muchos departamentos de mantenimiento por lo que han implementado normas y filosofías sin poder lograr el objetivo, las causas son múltiples y el tiempo en discernir al respecto tomaría tanto tiempo como el dedicado a desarrollar dichas normas y filosofías de mantenimiento existentes, incluso un poco mas, pero el punto focal de esto es reflejar una nueva realidad que los departamentos de mantenimiento tendrán que afrontar en los próximos años y en algunos casos meses y no es otra que incorporar mecanismos de medición de eficiencia energética en los equipos y desarrollar políticas de mantenimiento dirigidas para tal fin.

La gran disponibilidad de recursos energéticos hicieron que en la industria no se prestara atención a la perdida de energía, los tiempos han cambiado, aunque existe un acceso aun suficiente por muchos años las voces que piden sustitución de los combustibles fósiles y que abogan por energías alternativas se hacen mas fuertes, pero estas voces vienen también con un discurso no solo para el desarrollo sino también para su eficiente utilización aun cuando muchas de estas son ínfimamente mas económicas que los combustibles fósiles, no se quiere cometer el mismo error del despilfarro energético justificado por los grandes números que indicaban el volumen reservas disponibles.

El mantenimiento será el encargado de monitorear el desempeño energético, la condición de estar de manera constante con los equipos y contar con los medios (tecnología predictiva) hace que será el designado natural para cumplir la nueva función, los estudios de confiabilidad no se limitaran solamente a determinar cuando y como un equipo falla sino también en como será su desempeño energético. La reingeniería no solo tomara en cuenta los procesos para efectuar los cambios sino la optimización en el consumo de energía. Dentro de los elementos que se toman del MCC para evaluar el impacto de una falla se incorporará el energético y habrá necesidad de desarrollar tareas de mantenimiento orientadas a disminuir el impacto en la eficiencia energética de los equipos.

Son muchos los nuevos desafíos que la función mantenimiento estará afrontando originados por las nuevas dinámicas que mueven el sistema industrial mundial.

Consejo enviado por Alberto Landeaux

Próximos Eventos

Ver más Eventos
banner
Nuestra nueva publicación, Estudio de Mejores Prácticas de CMMS.
Con este estudio ustedes tendrán una amplia comprensión del uso de los sistemas computarizados de gestión del mantenimiento (CMMS), qué oportunidades de crecimiento a future tienen y qué mejoras pueden hacerse.
Regístrate y Descarga