Las fugas de aire comprimido afectan negativamente la producción, malgastan energía, ponen en riesgo la seguridad de los empleados y dañan el medio ambiente. Las fugas de cualquier tipo cuestan mucho dinero. Por esta razón los operadores de la planta y el grupo de mantenimiento se comprometen a buscar y reparar las fugas lo más rápido posible. El ultrasonido es una herramienta que ofrece un método sencillo y confiable de cuantificación de fugas. 

Aprenda más:

Consejo enviado por 

banner
Nuestra nueva publicación, Estudio de Mejores Prácticas de CMMS.
Con este estudio ustedes tendrán una amplia comprensión del uso de los sistemas computarizados de gestión del mantenimiento (CMMS), qué oportunidades de crecimiento a future tienen y qué mejoras pueden hacerse.
Regístrate y Descarga