El nivel de complejidad depende de diversos factores:

  • La complejidad de la tarea. Las tareas que tienen múltiples pasos que se deben seguir en una secuencia específica o que contienen operaciones inusuales deben ser aclaradas con precisión.
  • ¿Qué datos específicos se requieren para completar una tarea con resultados repetibles? Los datos numéricos cruciales, como especificaciones de torque y ajustes, los tipos de lubricante o las herramientas a usar, siempre deben especificarse y nunca confiar simplemente en la memoria.
  • La criticidad del resultado del procedimiento. ¿Qué tan importante es que el trabajo se realice correctamente? Conforme disminuye la tolerancia a obtener malos resultados o variación en los resultados, aumenta considerablemente la necesidad de contar con los detalles específicos que aseguren un resultado consistente.

Consejo enviado por 

banner
Nuestra nueva publicación, Estudio de Mejores Prácticas de CMMS.
Con este estudio ustedes tendrán una amplia comprensión del uso de los sistemas computarizados de gestión del mantenimiento (CMMS), qué oportunidades de crecimiento a future tienen y qué mejoras pueden hacerse.
Regístrate y Descarga