La situación parece simple; los productores Mexicanos deben colocar sus productos en el mercado Nacional y Exterior con precios de venta que les permitan “competir” con los de empresas de otros países. El diferencial entre los costos de producción y el precio de venta, es el margen de utilidad de la empresa y mientras mayor sea este, la empresa tendrá una mayor posibilidad de subsistir (y mantener el empleo). Quien tenga los costos de producción más bajos podrá acceder a los mercados en mejores condiciones.

¿Cómo se logra la competitividad?, o en otras palabras ¿cómo se logra producir con menores costos? Competitividad es realmente el resultado de los siguientes factores: Productividad, Eficiencia, Confiabilidad de la maquinaria, Ecología, Seguridad y Calidad. Cada uno de estos factores tiene su área de oportunidad. Por lo que respecta a mi especialidad, estableceré algunos conceptos acerca de cómo construir Competitividad a partir de la Confiabilidad y como este simple factor influye en los otros cinco. Confiabilidad es la probabilidad de que la maquinaria haga lo que tiene que hacer en el momento que se le requiere. A mayor confiabilidad mayor disponibilidad del equipo, por lo tanto se obtiene mayor productividad y eficiencia, impacta directamente a la calidad del producto y reduce los desperdicios, disminuye los costos por reparación de maquinaria, y por consiguiente, se produce más barato.

Las iniciativas de mejora en la confiabilidad en la industria mundial, por lo general entregan retornos de inversión (ROI) de 5:1 hasta 50:1. Muchas empresas han encontrado que invertir en la mejora de la administración total de sus equipos, ha probado ser la mejor inversión que hayan hecho en sus plantas. Si esto hace la industria en otros países, por qué no hacerlo en México. O visto desde otro punto de vista, otras empresas y otros países están ganando en competitividad al mejorar sus programas de mantenimiento. Alguna vez escuché una definición de demencia: “Continuar haciendo lo mismo y esperar un resultado diferente”

Pasos para construir competitividad a través de la mejora en Confiabilidad.

  • Mejore el control del trabajo de mantenimiento (eficiencia), para optimizar la productividad del trabajador de mantenimiento, aprovechando al máximo las habilidades del personal y eliminando acciones improductivas y liberando tiempo para efectuar acciones de diagnóstico y desempeño. Use herramientas como ERP/CMMS, planeación y programación y análisis de flujo de trabajo.
  • Aplique herramientas de diagnóstico y desempeño (efectividad). Al haber más tiempo disponible por una mejor planeación, ahora se pueden utilizar tecnologías predictivas, de diagnóstico y análisis para incrementar la confiabilidad del equipo y conservar su salud. Herramientas como el análisis de vibraciones, termografía, lubricación y tribología, ultrasonido, etc., análisis de confiabilidad, causa raíz y modo de falla. Seleccione cada tecnología por su valor y méritos y en combinación con otras, para cubrir todo el espectro de posibles fallas en la maquinaria y sacar el máximo de sus fortalezas.
  • Integre su organización para obtener balance en sus iniciativas de confiabilidad, simplificación del proceso de mantenimiento, mejorar la eficiencia y diseñar y aplicar las mejores prácticas
  • Haga de su iniciativa de mejora de confiabilidad un proyecto a largo plazo e integre los beneficios de la confiabilidad con la cultura de la Organización. La confiabilidad debe ser considerada como una cultura de la planta tal como se considera a la seguridad. Identifique KPIs (Indicadores clave de desempeño) y mídalos, capacite al personal y administre la transferencia del conocimiento y el liderazgo.
banner
Nuestra nueva publicación, Estudio de Mejores Prácticas de CMMS.
Con este estudio ustedes tendrán una amplia comprensión del uso de los sistemas computarizados de gestión del mantenimiento (CMMS), qué oportunidades de crecimiento a future tienen y qué mejoras pueden hacerse.
Regístrate y Descarga