Confia SDT Top Banner 2017 Confia SDT Top Banner 2017 Confia SDT Top Banner 2017

EL CAMBIO CULTURAL QUE PUEDE SALVAR VIDAS

Download/View PDF

Una estadística interesante revela que el 65 por ciento de la población norteamericana se siente segura de ser mejor en matemáticas que la mitad de la población general. Si bien esto es irónico y divertido, es también bastante revelador de cómo las personas naturalmente tienden a sobreestimar la probabilidad de resultados positivos en comparación con resultados menos deseables. Es simplemente la naturaleza humana esperar el mejor resultado. En general, no hay un daño real en creer que las habilidades matemáticas de uno mismo son mejores de lo que en realidad son. Pero, cuando usted sobreestima la confiabilidad del equipo con el que cuenta todos los días para que lleve a cabo varios trabajos para usted, los resultados no son sólo sorprendentes – pueden ser peligrosos.

Una estadística interesante revela que el 65 por ciento de la población norteamericana se siente segura de ser mejor en matemáticas que la mitad de la población general. Si bien esto es irónico y divertido, es también bastante revelador de cómo las personas naturalmente tienden a sobreestimar la probabilidad de resultados positivos en comparación con resultados menos deseables. Es simplemente la naturaleza humana esperar el mejor resultado. En general, no hay un daño real en creer que las habilidades matemáticas de uno mismo son mejores de lo que en realidad son. Pero, cuando usted sobreestima la confiabilidad del equipo con el que cuenta todos los días para que lleve a cabo varios trabajos para usted, los resultados no son sólo sorprendentes – pueden ser peligrosos.

Los relativamente recién llegados a la disciplina emergente de la confiabilidad probablemente fallaron en algunas oportunidades en apegarse a este estándar. Mirando hacia atrás a los diseños de ingeniería en los que usted participó, probablemente verá ahora que en lugar de un enfoque de confiabilidad, usted confiaba en su propia creencia personal y optimista sobre sí mismo, en otros y en la habilidad del equipo de desempeñarse correctamente. Usted no está solo en este aspecto. Al igual que los norteamericanos y su asumida excelencia en matemáticas, probablemente cerca del 75 por ciento o más de los CEOs pertenecientes al Fortune 1000 clasificarían a su compañía dentro del 25 por ciento superior de todas las compañías cuando se trata de confiabilidad y seguridad. Pero, por supuesto, sólo 250 de ellos estarían en lo correcto. Fundamentalmente, las operaciones seguras y confiables llegan a través de diligencia en el diseño y planificación cuidadosa, y estos solo vienen mediante el comportamiento de los individuos.

Considere este artículo como un primer paso simplista para cambiar su propio comportamiento. Adopte la posición de responsabilizarse a sí mismo en esta área. Es un desafío que usted necesita enfrentar porque la vida de personas puede depender de ello.

Confiabilidad – La Perspectiva de un Recién Llegado

Hay un número de disciplinas bien definidas con contribuciones medibles y reconocibles sobre el rendimiento positivo de la planta; entre ellas finanzas, ingeniería y seguridad. Los ingenieros mecánicos piensan que tienen una sólida comprensión sobre lo que significa tener un diseño, máquina o sistema confiables. Sencillamente, no debería descomponerse antes de lo que dice la especificación del criterio de diseño, ya sean 1 000 000 de ciclos de fatiga bajo momento de flexión y torque o alguna otra lectura de una medición establecida aprendida en alguno de los muchos libros de texto universitarios. Pero, cuando usted mira a una compañía que se enfoca en las operaciones confiables de un cliente, es allí cuando realmente comienza a tener conversaciones útiles sobre el tema.

A través de estas conversaciones, usted comienza a darse cuenta de que en realidad usted no lo “entendía”. De hecho, al igual que aquellos libros universitarios, usted puede encontrar el tema más bien complejo, esotérico y, si usted está siendo brutalmente honesto consigo mismo, un poco confuso. Seguro; usted entiende los términos y la jerga, pero simplemente no resuena a un nivel personal. Términos como efectividad general del equipo (OEE), disponibilidad, curvas P-F, tiempo medio entre fallas (MTBF), tiempo medio entre reparaciones (MTBR), etc., son todos importantes, pero son definiciones de ingeniería. Realmente no llegan al corazón de la cuestión. No resuenan con aquellos fuera de la operación del día a día del equipo; que es lo necesario para que la confiabilidad se convierta en una disciplina de primera nivel, como la seguridad, recursos humanos o finanzas.

Para ayudar a cerrar esa brecha, dé un paso atrás y piense de una forma diferente, tal vez más simplista. Pregúntese a sí mismo: ¿Qué significa ser confiable en su base más fundamental? Usted probablemente use el término casi todos los días con su familia, amigos y colegas; así que claramente posee una definición y significado “humano” para todos – simplemente hacer o desempeñarse como se espera. Cuando un sistema, persona u objeto actúa como se supone que lo haga en su mente, sin importar si a usted se le dijo o usted asumió qué esperar, usted lo cree confiable y confía en que seguirá comportándose de la misma forma. Es así de simple.

¿Por qué importa esto? Bueno, si todo el mundo pensara y discutiera la confiabilidad de esta forma humana y simplificada, esto ayudaría, incluso forzaría, a que todas las partes de una organización (por ejemplo, operaciones, TI, RRHH, finanzas, ingeniería, ventas, marketing, etc.) se sientan conectadas a una misión más amplia – cumplir con lo que se espera. Este es el concepto detrás de la “Gran C” conocida como confiabilidad. Es observar las operaciones confiables a través de toda la empresa de una manera holística. Todas las personas y departamentos juegan un papel en hacer de su lugar de trabajo un lugar de confianza y confiable. Esto debería ser un objetivo crítico en toda instalación porque usted no puede tener operaciones seguras a menos que tenga operaciones confiables. Pero para lograr esa confiabilidad holística de Gran C, usted primero debe comenzar de maneras pequeñas; llamémosle confiabilidad “pequeña c”. Implementar ambas confiabilidades de Gran C y de pequeña c es algo crítico para desempeñarse en el 25 por ciento superior de sus pares de la industria, o alcanzar la confiabilidad de cuartil superior.

Gran C – Un Enfoque Holístico hacia Operaciones Confiables

La mayoría de las plantas estarían satisfechas con unos pocos departamentos enfocados en mejorar la confiabilidad. Así que, ¿por qué tiene la confiabilidad que convertirse en una disciplina para todos dentro de una organización? Porque las personas son terribles manejando condiciones inesperadas y transitorias. Por ejemplo, la mayoría de las personas manejan sus vehículos hacia y desde el trabajo todos los días sin incidentes. Pero, si una de las ruedas estallara a 70 mph, ¿cuántas personas manejarían la situación adecuadamente para mantenerse seguros y mantener seguros a los pasajeros? Probablemente, los que creen que podrían hacerlo serían algunos más que los que realmente podrían hacerlo. Cuando ocurre una situación inesperada, de acción rápida, la mayoría de las personas no responden realmente tan bien como ellos piensan que lo harían. Junte eso con el hecho de que más del 50 por ciento de los incidentes de seguridad en las industrias de procesos ocurre en la ventana de tiempo del 10 por ciento cuando el equipo de producción está apagándose o arrancando (es decir, condiciones transitorias). No es una coincidencia que el 80 por ciento de las fatalidades de las aerolíneas ocurra durante despegues y aterrizajes.

Cuando ocurre lo inesperado, la gente resulta lesionada. Es sólo por medio de sistemas confiables trabajando de la manera en que fueron diseñados como usted puede evitar lo inesperado. Pero, esto es más amplio que simplemente evitar una falla mecánica. El equipo confiable requiere que todos diseñen, planifiquen y actúen de una forma predecible. Es por esto que es importante observar a la confiabilidad con más amplitud. Ciertamente, hay beneficios de negocio y financieros obvios al operar una planta de manera más confiable. Pero aún más importante es que la implementación de confiabilidad Gran C a través de la empresa evitará que las personas se lastimen. Esta forma de pensar es también el verdadero factor determinante para alcanzar la confiabilidad del cuartil superior.

La Industria Aérea – Su Estrella del Polar

Hay buenas noticias para aquellos en la industria de procesos. Hay ejemplos brillantes de industrias enteras que han logrado alcanzar el enfoque Gran C de manera correcta. Primero está la industria de la aviación comercial. Piense en la última vez que usted voló en un avión. A medida que el avión aceleraba a lo largo de la pista y despegaba, ¿estuvo usted tentado a tomar una siesta rápida? El hecho de que la mayoría de las personas siquiera consideren eso dice muchísimo sobre qué tanto confían en toda esa industria.

Los aviones se estrellan y, cuando lo hacen, la primera reacción la mayoría de las veces es asumir un error del piloto. 1 De hecho, la mayoría de las veces es error del piloto. ¿Cómo puede ser esto cierto cuando hay literalmente millones de piezas en un avión, muchas de las cuales podrían causar una falla catastrófica? Aun así, las personas siguen abordando vuelos y, en su mayoría, confían con 100 por ciento de certeza en que van a llegar a salvo adonde están yendo. ¿Por qué?2 Porque los aviones son realmente tan confiables como como pueda imaginar acerca de cualquier cosa que le rodea en su vida cotidiana. Hay una muy simple razón por la que eso es así – la gente en Boeing y Airbus, de hecho en toda la industria, dan una mirada Gran C a sus empresas.

De acuerdo con aquellos que han trabajado en la industria aérea, desde la primera orientación a los empleados nuevos, la importancia de su papel en la seguridad humana general a través de procesos confiables es una institución cultural. Toda decisión tiene a la confiabilidad influyendo en el resultado final. Adquisiciones piensa sobre la confiabilidad cuando negocia contratos de suministros. Recursos humanos se asegura de que sus potenciales contratados tengan una cierta cualidad inherente que les haga preocuparse por su papel en el panorama general. Incluso finanzas incluye la confiabilidad en sus reportes trimestrales. La confiabilidad es simplemente parte de la cultura. Esta es la Gran C. Es lo que su organización debería esforzarse por imitar porque los beneficios humanos son sustanciales.

Tener una cultura de Gran C inherente puede superar la rotación en la industria. Con el gran número de jubilaciones inminentes de baby boomers, se teme que el número de accidentes industriales aumente a un ritmo inaceptable y alarmante. La experiencia puede compensar mucho y permitir operaciones aparentemente confiables en ambientes muy poco confiables. Cuando los baby boomers experimentados se vayan, su conocimiento es insostenible a menos que usted haya institucionalizado la Gran C.

Todos los Beneficios de Gran C

Obviamente, cualquier beneficio palidece en comparación con aquellos que tienen un impacto sobre la seguridad humana. Pero, hay algunos beneficios financieros medibles de tomar un enfoque holístico hacia la confiabilidad. Alcanzar el desempeño de cuartil superior a través de operaciones confiables puede ser calificado como un impulsor de doble retorno de la inversión (ROI). Esto significa que trabajar sobre operaciones confiables para sus instalaciones crea dos (doble) beneficios financieros positivos. La Figura 1 muestra que las plantas en el cuartil superior gastan sólo 34% de sus presupuestos de mantenimiento comparado con sus pares. Esto es contraintuitivo pero, sin embargo, cierto. Las plantas confiables no necesitan apagar incendios de forma reactiva; los cuales, como usted sabe, cuestan montones de tiempo y dinero. Las instalaciones en el cuartil superior abordan proactivamente solo aquellos activos que necesitan atención y lo hacen de una manera planeada, intencional. Esto ahorra dinero y los datos lo prueban. Gastar menos en mantenimiento y tener equipo más confiable, una verdadera doble ganancia.

Figura 1: Beneficio doble, reducir costos e incrementar la producción a través de la Gran C

Adicionalmente, los que se desempeñan en el cuartil superior ven más o menos 16 por ciento más de producción cada año que aquellos en el 25 por ciento inferior. Cuando se habla sobre instalaciones que producen millones de toneladas de producto por año, esto obviamente tiene un impacto financiero enorme en su línea base. A menudo, las compañías del cuartil superior no necesariamente documentan o rastrean estos impactos a menos que alguna auditoria o análisis de ROI interno los expongan, pero el beneficio es real y está consistentemente probado a través de todos los verticales (por ejemplo, petróleo y gas, electricidad, refinamiento, químicos, pasta y papel, ciencias de la vida, etc.). Las instalaciones que abordan holísticamente la confiabilidad sobresalen y su rendimiento persiste en el largo plazo. Siempre que lea sobre una planta que cierra, lo cual es usualmente descrito en la prensa como debido a estructuras de costos o ineficiencias comparadas con instalaciones similares, usted tiene que preguntarse si esos trabajos podrían haber sido salvados si alguien hubiera seguido el programa general de confiabilidad. En algunos casos, uno podría asumir que la respuesta es sí.

Pero, los impactos financieros son sólo la guinda del pastel. Lo que es realmente importante es que cualquiera puede entrar a cualquier fábrica o instalación de procesos en todo el mundo y sentirse tan seguro como lo hace cuando aborda un avión. Las organizaciones tienen su manera de funcionar, pero un enfoque Gran C es el camino hacia adelante. Es un hecho indiscutido que las plantas con la disponibilidad más alta debido a equipos confiables también tienen los mejores registros de seguridad. Los dos van de la mano y se correlacionan explícitamente.

Todo se remonta a la reducción de situaciones transitorias inesperadas. Mantenga las cosas en un estado estable y generalmente los humanos pueden mantenerse lejos de los problemas. Sin embargo, llegar hasta allí no es trivial e involucra a todos los trabajadores. Cuando cada empleado en cada conversación piense sobre la confiabilidad en el mismo grado en que otros lo hacen sobre seguridad o controles de costo, usted alcanzará este nivel de operaciones confiables. Entonces y solo entonces pueden los líderes y administradores decir que han alcanzado su objetivo de instalaciones confiables y seguras. Es una cuestión de capitalismo consciente, un acto por el bien de la seguridad que también tiene el beneficio de producir más dinero. No es posible pedir algo mejor.

Pequeña c – Cambiando la Mentalidad un Paso a la Vez

OK, entonces ha quedado establecido que todos deberían preocuparse de que su trabajo impulse resultados confiables. Eso es genial, pero todo el mundo también tiene que hacer su propio trabajo y esos trabajos requieren que los empleados lleven a cabo tareas tácticas, tareas de todos los días. Aquí es donde entra el concepto de confiabilidad de pequeña c, dándose cuenta de que los grandes cambios vienen de los pequeños cambios. El efecto mariposa es real. Una pequeña perturbación en un área puede tener más adelante dramáticos impactos imprevistos.

Esto es buena noticia porque de otra manera nadie en una compañía grande podría representar nunca una diferencia. Hay muchos ejemplos en los que una persona comenzó un gran cambio en las dinámicas de una empresa a partir de una iniciativa aparentemente pequeña. Usted probablemente ha escuchado historias de un solo individuo dando un pequeño paso (por ejemplo, un empleado de compras de nivel básico pidiendo informes mejorados sobre las métricas de calidad del proveedor) que lleva a grandes cambios en la política general de la compañía. La confiabilidad de pequeña c se trata de dar un pequeño paso, sin importar qué tan aparentemente táctico o incluso insignificante, hacia operaciones confiables más amplias.

Comenzar desde abajo es realmente importante. A menudo, si usted intenta enfocarse en el panorama general, simplemente jamás comienza. Nadie comenzaría a correr inscribiéndose en un maratón. Usted corre una milla primero, luego dos, y así sucesivamente. Eventualmente, corre un maratón. Cuando los objetivos pequeños se ven alcanzables, usted tiene más posibilidades de tener éxito alcanzando sus objetivos más grandes.

La confiabilidad no es diferente. Tal vez algunas compañías puedan comenzar con el panorama general en mente y aprovechar la visión de un CEO u otro líder para transformar todo el negocio de un solo golpe. La mayoría de las plantas necesitan dar pasos más pequeños, tales como llevar el proceso de análisis de aceite hacia algún orden documentado, o asegurar que hay un sistema de capacitación en confiabilidad establecido para que recursos humanos eduque a los empleados. Todas y cada una de las progresiones tácticas establecen un ejemplo y tienen potencial para impactos positivos más allá de las intenciones iniciales. ¡Quién sabe lo que uno de esos empleados recientemente entrenados pueda lograr en el viaje hacia la confiabilidad de Gran C!

Lo importante es que todos los empleados crean que las operaciones confiables implican que usted está más seguro y más rentable, y de vez en cuando, cada uno de ellos puede tomar una postura para mejorar la confiabilidad. No elija simplemente la opción más barata, elija la opción más confiable. No pase por el lado de una bomba y nada más; entérese de si esa bomba es crítica para las funciones generales de la planta. Si lo es, asegúrese de que sea parte de un programa de confiabilidad proactivo.

Un Desafío Compartido y el Camino hacia Adelante

Usted probablemente haya escuchado la definición de locura de Albert Einstein: “Hacer la misma cosa una y otra vez y esperar resultados diferentes”. El cambio requiere cambio. Si aquellos en la industria de procesos van a hacer sus plantas e instalaciones más seguras y rentables, ellos, como individuos, deberán tomar una posición firme. Usted tiene que establecerlo en reuniones, correos electrónicos, en conversaciones sobre cómo tener operaciones confiables es relevante e importa.

Esto no es difícil, pero tampoco es trivial. Ya todo el mundo tiene demasiado que hacer y esta viene a ser otra cosa más de la que preocuparse. Sin embargo, la confiabilidad impacta realmente a tantas facetas del negocio general que justifica el tiempo invertido. Y, en realidad, no es tan difícil. Simplemente asegurarse de que en el siguiente ciclo de presupuesto haya ítems de línea para reparar o mejorar equipo más viejo, o seleccionar nuevos proveedores basándose en métricas de calidad versus solamente el precio, son dos pequeños ejemplos de cómo puede usted comenzar este viaje.

Si todos miraran los trabajos, plantas y compañías con este modelo simplificado, el resultado sería un mundo más confiable y predecible. Un mundo que es más rentable, pero mucho más importante, que es más seguro.

Notas Finales

Download/View PDF